Categoría : Valkyria’s Diary

34 posts

¡Hola, guerreros! Hoy os traigo la entrada típica de estas fechas: el balance del año que dejamos atrás y los propósitos de año nuevo.

2017 ha sido un año duro, complicado, con muchos cambios, pero con alegrías también. Lo que más me ha llenado este año ha sido el NaNoWriMo. Es la primera vez que completo este evento y significa mucho para mí. También ha sido mi primera novela. Me ha hecho ser constante y para demostrarme que todo es empezar. Así que vamos a empezar 2018 con buen pie. Allá vamos con la lista.

Encontrar trabajo

Este es uno de los puntos más importantes para mí este año. Creo que ya es hora de lanzarse y emprender mi carrera laboral. A ver si hay suerte y consigo, al fin, lo que quiero.

Aprobar todas las asignaturas

Ya me queda poco para terminar la carrera y aprobar las asignaturas de este año supone un paso muy grande. Espero que el curso 2018-2019 sea mi último curso, pero para eso tenemos que aprobar primero este año.

Escribir diariamente

Gracias al NaNo, me he dado cuenta de lo importante que es empezar, sea lo que sea, pero empezar. Este año quiero escribir diariamente, aunque sean 5 o 10 minutos, aunque sean 50, 100 o 200 palabras, pero escribir. Porque para mejorar, lo primero es empezar.

Leer 15 libros

Este año reconozco que he leído poco, pero tengo tanto que leer por obligación que a veces se me olvida lo que es la lectura por ocio. En 2018 quiero cambiar eso y voy a empezar de nuevo a leer por gusto. Espero poder cumplir con la cuota, aunque no está difícil.

Ser más organizada en casa

Soy un ama de casa pésima y quiero cambiar eso. Este año quiero optimizar mi hogar todo lo que pueda, empezando por la cesta de la compra, para ahorrar y no ser tan derrochadora, pasando por aprender a cocinar, así como organizar mejor las tareas domésticas.

Mejorar el blog

Este 2017 deja un puñado de entradas en el blog, que ha pasado muchos meses abandonado, al igual que ocurriera en 2016. En 2018 quiero retomar la buena costumbre de publicar de forma periódica (una vez por semana al menos, probablemente viernes o sábados). Como también quiero hacer contenido de calidad, voy a crear un plan de contenidos. Creo que ambas cosas ayudarán a mejorar el blog.

Cambio de hábitos por una vida sana

Esta es la gran piedra sobre la que tropiezo cada año. Sabiendo esto, y aunque comienzo con motivación, soy realista. Sé que me va a costar, que será una lucha constante, pero quiero hacerlo porque ello significa que me quiero y me cuido. Quiero comer más sano, dejar el azúcar y hacer deporte. Quizás, llegado el momento, vuelva a correr. También quiero meditar y leer por las noches antes de dormir. Cambios sencillos en algunos casos, más complejos en otros, que quiero que me ayuden a verme mejor por dentri y por fuera.

Bueno, ¿qué os parecen mis propósitos? ¿Y vosotros? ¿Ya tenéis los vuestros? Espero que sí, al igual que os deseo un muy feliz año nuevo.

Muy buenas, guerreros. Hoy vengo a desearos unas muy felices fiestas y a contaros cómo las pasamos en casa.

Desde hace unos años, vivo lejos de mi familia. Mi novio, que es un amor, y yo solemos ir a mi pueblo de vacaciones para pasar estas fiestas con mi familia. Solemos comprar dulces navideños en Málaga (polvorones de Antequera, que son una auténtica maravilla) y se los llevamos a mis padres. Mi madre siempre dice que llevamos demasiados, pero luego no sobran tantos, por algo será. Es costumbre, desde que vivi en Málaga, que nos intercambiemos los regalos el día 24 de diciembre, ya que nosotros no pasamos el día de Reyes en mi pueblo, sino que volvemos a casa después de Año Nuevo. Me encanta hacer regalos y trata siempre de buscar el adecuado para cada uno. Espero haber acertado este año. Para no aburrirnos aquí, nos encanta pasear por el campo y estar en la naturaleza. Solemos salir con mis perros, que adoran correr por el campo. También vamos cine con mi hermano, que siempre duele haber alguna burna película para ver en estas fechas. Y, sobre todo, paso tiempo con mi familia, con mis padres y mi hermano. Porque, aunque esté lejos, los sigo queriendo mucho.

La cena de Nochebuena la pasamos en mi casa. Mi madre suele hacer un plato principal que acompaña con entrantes variados (marisco, embutido y canapés) y un postre casero (suele ser tiramisú o flan de queso), además de la bandeja con los dulces típicos de estas fechas (turrones, mazapanes, polvorones, bombones y algún surtido de galletas). Suele ser una noche tranquila y agradable.

En Nochevieja, cenamos con mi familia de manera similar a Nochebuena, pero las campanadas las vemos solos. Desde que mi novio y yo estamos juntos no tomamos las uvas. Celebramos la llegada del año a besos. Es muy romántico y una costumbre que es muy especial para nosotros. No es una noche para salir de marcha, cosa que no nos gusta, es una noche para estar juntos y querernos.

¿Y vosotros? ¿Cómo celebráis estas fiestas?

Este año no está sido, al igual que el pasado, nada fructífero para el blog, pero hoy quiero contaros algo que muy probablemente va a cambiar muchas cosas a partir de ahora. Acompañadme a descubrirlo.

Hace mucho, mucho tiempo que no escribo aquí. Pasan los días, las semanas, los meses y esto se llena de polvo y telarañas que acaban invadiendo incluso mi cabeza. No sé sobre qué escribir, ni por dónde empezar, ni qué hacer con el blog. He dejado tan de lado algunas cosas que es muy difícil volver a retomar algo que se tiene olvidado. Quiero pensar, al menos, que la inercia, si me comprometo conmigo misma, me hará tener algo de inspiración y sacaré ideas. Pero, ahora mismo, no hay gran cosa en el horizonte.

No debí dejarlo. No me refiero solamente a los últimos meses, sino a hace ya dos años. Recuerdo que publicaba de vez en cuando en mis antiguos blogs relatos o artículos de forma más o menos regular. Incluso este blog ha vivido buenos momentos. Pero, ahora mismo, no hay gran cosa en el horizonte.

Y quiero retomar, quiero volver, quiero escribir, pero no tengo temas y me frustra un poco. Quizás sea hora de  enfrentarse al papel en blanco, aunque no haya gran cosa en el horizonte.

Como se lo he prometido a mi querida cereza, os voy a dejar una receta que improvisé el otro día y que me enamoró. ♥ Espero que a vosotros también os guste.

Una foto publicada por Valkyria Kára (@valkyriakara) el

Ingredientes (una porción – 149kcal):

  • 40gr de zanahoria
  • 20gr de avena (podéis usar harina de trigo)
  • 35ml de leche
  • 80gr de claras (podéis usar un huevo)
  • 5gr de proteína sabor vainilla (yo uso Elite 100% Whey Protein de Dynamize) (y es opcional, se puede usar aroma de vainilla)
  • Edulcorante

Elaboración:

  1. Pelamos la zanahoria y la trituramos con la batidora.
  2. Añadimos  el resto de ingredientes a la zanahoria triturada y batimos hasta conseguir una mezcla homogénea.
  3. Echamos la masa en una taza o un recipiente acto para microondas y lo metemos a potencia media-baja unos 3 a 5 minutos.
  4. Desmoldamos y decoramos.

Está muy rico, la verdad. Me quedó jugosito y desapareció en nada. Lo acompañé con mantequilla de cacahuete con chocolate y, bueno, una delicia. Seguramente lo volveré a preparar en breve. Espero que lo disfrutéis.

SUBIR