Categoría : Deporte

17 posts

ejercicio-dieta-adelgazar-1Seguro que no es la primera vez que escuchas la frase “Para tener un buen cuerpo, la dieta es el 70% de éxito, un 25% es el entrenamiento y un 5% es la motivación“. Escuchamos frases así por todas partes, pero el contexto lo es todo para poder dar la importancia necesaria a las cosas.

La importancia de la dieta

Cuando intentamos hacer un cambio en nuestra vida y empezamos a hacer ejercicio y llevar una dieta equilibrada, surgen las dudas y acudimos a internet en busca de respuestas. Pero no todas las respuestas tendrán en cuenta tu situación. La frase que hemos mencionado antes está construida bajo el punto de vista fitness, es decir, es adecuada para personas que realizan un entrenamiento intenso, con la carga de trabajo adecuada y la frecuencia correcta. Entonces, ¿qué pasa con los que empezamos? ¿Sigue siendo la dieta el 70% del éxito? La respuesta es sí, con un pero.

Para poder obtener resultados, debemos llevar siempre una alimentación acorde con nuestro nivel de ejercicio físico. Por mucho que entrenes, si tu nutrición no es la correcta, todo ese trabajo te servirá, pero no verás grandes resultados. Cuando encuentras el punto de equilibrio entre dieta y ejercicio, tu rendimiento se multiplica y es cuando los resultados se dejan ver.

La importancia del entrenamiento

Vale, partamos del lado opuesto: llevo una dieta sana y equilibrada, pero no hago ejercicio. ¿Cómo voy a acabar? ¿Tendré un cuerpo de escándalo haciendo solamente esto? Creo que está claro que no.

Todo cambio físico requiere de un esfuerzo. Si llevamos una buena alimentación, lo que nos falta es entrenar. Si no entrenamos, es difícil que consigamos ver resultados, ya que ni siquiera los estamos buscando. La dieta es el 70% del éxito, siempre y cuando se realice una actividad física.

A medida que vaya pasando el tiempo y seamos constantes con el entrenamiento y la dieta, veremos resultados más que satisfactorios. No todo es sufrimiento. Tendremos nuestra recompensa en forma de objetivos alcanzados, superación personal y la alegría que ello reporta.

Después de dos días seguidos corriendo, las piernas se resienten y duelen bastante. Hoy paramos un poco, nos relajamos tomándonos un café y comiendo pipas (que contienen vitamina E, hierro, magnesio, fósforo, entre otras cosas) dando un paseo. Aunque me siento bastante cansada, estoy más que contenta, pues estoy llevando a cabo este viaje de una manera muy llevadera. No siento ansiedad ni hambre ni unas ganas locas por comer algo demasiado pecaminoso, tan solo me apetece tomarme un bol de fresas (que son deliciosas a todas horas). Esto me hace sentir que realmente estoy encontrando mi camino y mi manera de hacer las cosas. Espero que todo siga así. La semana que viene me toca pesarme y medirme y me gustaría ver algún resultado después de casi tres semanas de reto. Sería toda una alegría ver alguna cifra menos en los registros. De momento, iremos con calma, con paso firme y seguro, para continuar con estos #100healthydays.

Dieta

  • Desayuno
    • Café con leche
    • Bizcocho de manzana y canela
    • Fresas
    • Té verde con limón
  • Tentempié
    • Fresas con leche
    • Té negro de crema de caramelo con leche
    • Mini tableta de chocolate negro
  • Comida
    • Pizza de base de coliflor
  • Merienda
    • Café latte
    • Pipas (unos 50g aprox.)
  • Cena
    • Fresas con leche

Actividad física

  • 16000 pasos (Fitbit)

A pesar de que estoy hecha polvo (me duele todo el cuerpo), sé que merece la pena esto de correr. Aunque ahora haya dolores, en un futuro tendré la opción de poder comerme algo que me encante sin sentir el más mínimo remordimiento. Cada día que entreno es un día más que gano la batalla a mis malos hábitos. Cada día que sigo corriendo es un día menos hacia mi vida sana. Estoy muy contenta con los resultados de hoy (40 minutos corriendo sin parar). Aunque no tengo el kilometraje (se me olvidó activar el GPS en el móvil TT_TT), estoy bastante segura de que han sido más o menos los kilómetros de ayer (algo más de cuatro). Mi ritmo es lento, pero lo que cuenta es que estoy consiguiendo mantenerme corriendo bastante tiempo. Por ahora, eso me llena y me motiva para seguir adelante. Es un camino duro, pero la recompensa se observa cada día.

Respecto a la comida, no me está costando demasiado llevar la dieta, al menos hoy. No siento ansiedad ni ganas de comer. Tengo más ganas de descansar por el dolor de músculos que ganas de comer. Quiero pensar que es algo bueno, así que aprovecharemos esto.

Dieta

  • Desayuno
    • Café con leche
    • Bizcocho de manzana y canela
    • Té verde con soja
  • Tentempié
    • Té negro de regaliz y fresas con leche
    • Mini-tableta de chocolate negro
  • Pre-entrenamiento
    • Sándwich de pan Thins con dos lonchas de pavo y una de queso havarti light
  • Comida
    • Moussaka versión light (berenjenas, carne picada de pollo, tomate, besamel ligera y queso)
  • Cena
    • Pimientos asados con una lata de atún al natural
    • Fresas con leche

Actividad física

Estos días han sido algo convulsos. Entre que mi novio ha estado algo malillo y diversos imprevistos más, aparte del día trampa, hemos hecho poco ejercicio y he comido algo regular. No obstante, eso no quiere decir que lo abandone, pues todo lo contario: estoy muy motivada y con ganas de seguir avanzando.

Hoy termino mi noveno día de mis #100healthydays con muchas ganas porque he salido a correr y, sorpresa, he conseguido hacerme casi cuatro kilómetros seguidos. ¡Cuatro kilómetros en mi primera salida en serio! Estoy muy, muy contenta porque esperaba no ser capaz de hacer más de un par de minutos seguidos. En total, entre ida y vuelta andando, más el tiempo corriendo, me han salido 95 minutos y más de 800kcal, ya que el ritmo cardíaco era elevado. En fin, no puedo ocultar la emoción que siento al ver tal logro. Espero seguir manteniendo esto en el tiempo, pues creo que me ayudará mucho a sentirme motivada, a bajar de peso y a meter el deporte en mi rutina diaria. Os dejo lo que he comido hoy y la fotito de instagram, además del ejercicio.

Dieta

  • Desayunodía9
    • Café con leche
    • Tres magdalenas de avena y yogur con topping de fresa y queso quark
    • Té verde con limón
  • Comida
    • Ensalada de escarola, canónigos, pepinillos, cebolla, alcaparras y atún.
    • Tortilla de pisto
  • Merienda
    • Dos tortitas de arroz con chocolate
    • Té negro de regaliz y fresas con leche
  • Cena
    • Ensalada de escarola, canónigos, piña, tomate y pollo asado con salsa yogur

Ejercicio

  • Andar-correr-andar: 95 minutos
  • 18067 pasos (Fitbit)

El tercer día de este reto ha sido bastante interesante. He estudiado mucho esta mañana y me he ido al gimnasio. He estado intentando correr, pero la cosa no ha ido muy bien. He conseguido correr más tiempo del que hubiera pensado en un principio (casi 10 minutos), pero me dolían muchísimo las piernas de la clase de spinning de ayer, uff… No obstante, he conseguido correr, que es lo que importa. Tenía bastante miedo porque hacía casi un mes que no me lo planteaba y necesitaba intentarlo. A ver si el sábado, que lo volveré a intentar, consigo aumentar esos minutos de trote. Por lo demás, llevo bastante bien la dieta. No me está costando mucho hacer las cosas bien. Quizás sea por la motivación del inicio, no sé. Estoy muy contenta con como van todo. En fin, os voy a dejar el resumen del día.

Dieta

  • Desayuno (261kcal)
  • Tentempié (48kcal)
    • Fresas con queso quark
  • Pre-gimnasio (155kcal)
    • Sándwich de pan thins con mostaza y tres lonchas de pechuga de pavo
  • Comida (357kcal)
    • Alcachofas con jamón
    • Tres croquetas de pollo caseras
    • Ensalada de tomate, pepino y atún
  • Cena (196kcal)
    • Piña, kiwi y fresa
    • Dos yogures desnatados

Actividad física

  • 60 minutos de cinta (caminar-correr, 25 minutos, 6.5-7km/h; caminar, 5-5.5km/h, pendiente 5-7%)
  • 20056 pasos (Fitbit)
SUBIR