No sé si a alguno de vosotros os ha pasado, pero a mí me inquieta bastante el tema de la organización. Soy un poco obsesiva en ese aspecto y suelo tener todo apuntado en una agenda… Hace poco, pensando en las entradas del blog, en las ideas que tengo para los próximos artículos -pendientes por una u otra cosa-, me di cuenta de que necesito tener una visión más globalizada de lo que estoy haciendo. Pensando, pensando y volviendo a pensar, me puse a buscar un planning mensual (la típica hoja con todo el mes que cada día es un cuadradito). Quería una plantilla o modelo que me sirviera para el mes que a mí me diera la gana, pero que fuera bonita. Me costó dios y ayuda, pero encontré uno que me gustaba.

Total, ¿a qué viene esto? Pues a que el NaNo está muy cerquita y me gusta ver si voy a poder sacar huecos para escribir, si voy a tener la posibilidad de hacerlo con calma o si me va a sobrar tiempo. El año pasado ya hice algo parecido. En una hoja tenía impreso el mes de noviembre y cuántas palabras tenía que hacer cada día para llegar al 30 de noviembre con las 50 mil palabras escritas. Me fue regular, porque había días que no escribía nada y otros que escribía cinco o seis mil palabras. El resultado final fue de unas 32 mil palabras, una historia sin rumbo y una sequía contundente después de aquello. Viendo el producto terminado de la ecuación NaNoWriMo (50 mil palabras en 30 días = lo que acabo de decir), se podría pensar que no querría volver a ver el NaNo ni en pintura, pero me ocurre todo lo contrario. Tengo tantas ganas de empezar que ni siquiera sé qué historia escoger. Cierto es que tampoco he tenido tiempo para desempolvar los papeles y las notas que tengo por ahí, pero no me importa demasiado qué historia sea, solo quiero escribir e ir creando ese mundo que siempre acaba saliendo.

Como la organización es algo importante en un reto así, quiero tomarme mi tiempo para estructurar un poco la historia y tener clara la idea que quiero plasmar en el NaNo. Está muy bien improvisar, pero no puedes improvisar cuando sabes que tienes un límite (50 mil palabras y 30 días). Esto no quiere decir que me vaya a parar ahí, pero sí es cierto que quiero terminar el NaNo, es decir, quiero llegar, como mínimo, a las 50 mil palabras que me piden. Luego, si la historia me lo pide, si los personajes lo gritan y si mi musa también lo hace, continuaré la historia.

Todavía falta más de mes y medio para comenzar el reto, pero ya lo hemos aceptado y nos estamos preparando para él. Ya queda menos…
No soporta Object

Hola de nuevo, queridos guerreros. Hoy os traigo la reseña de una de mis series favoritas. Es una de las series mejor hechas que he visto nunca. Sin necesidad de efectos especiales, te adentras en un mundo de psicología, lectura de las emociones y cierta trama policíaca. Aquí os dejo una ficha para que os orientéis un poco.lie-to-me2

Ficha técnica:

Género: Drama
Creador: Samuel Baum
Reparto: Tim Roth, Kelli Williams, Brendan Hines, Monica Raymund.

Argumento: Miénteme es una serie dramática que centra su acción en la empresa Grupo Lightman, dirigida por el doctor Cal Lightman (Tim Roth), un experto en leer las expresiones en la cara de las personas. Su trabajo consiste en detectar cuando alguien miente o dice la verdad. Para ello, suele colaborar con la policía o el gobierno. También acepta trabajos de personajes privados. En la empresa le ayudan su socia, la doctora en psicología Gillian Foster; Eri Locker, experto en psicología de grupo y analista de vídeo, y Ria Torres, una nueva incorporación al grupo, una natural capaz de leer las caras que carece de formación universitaria. A toda esta trama hay que añadirle los conflictos propios que tiene Lightman con su hija adolescente Emily (Hayley McFarland), por no hablar de la vida privada de Gillian y la tensión sexual entre Torres y Locker. Un cúmulo de circunstancias que hacen que cada personaje tenga unos problemas tan reales como la vida misma.

Hoy traigo una receta muy sencilla, económica y, sobre todo, sanísima. No sé si a vosotros os pasará como a mí, pero me encantan las manzanas. Hace cosa de un par de meses, pillé una gastroenteritis tremenda (tuve que ir al hospital, no os quiero ni contar) y la madre de mi novio, como quería cuidarme y darme lo mejor (vamos, que no fuera un suplicio comer con el estómago como lo tenía), me hizo unas manzanitas asadas. A mí me gustaron tanto que tengo mono desde entonces. El otro día encontré una receta para hacerlas en el microondas, que es más fácil, barato y rápido. Ahora la comparto con vosotros.

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 manzanas grandes
  • Canela (opcional)
  • Pasas (opcional)

Elaboración:

  1. Lavamos bien las manzanas para que no quede ninguna impureza en la piel.
  2. Las descorazonamos (opcional, yo las metí con todo).
  3. Hacemos unas rayitas con un cuchillo en la piel de la manzana (verticales y una horizontal alrededor de toda la circunferencia de la manzana).Manzanas Asadas
  4. En el hueco dejado por el corazón de la manzana, podemos añadir pasas o frutos secos (opcional).
  5. Colocamos las manzanas en una fuente y las metemos en el microondas a potencia máxima durante unos 7-10 minutos.
  6. Una vez hechas, dejamos que se enfríen un poco antes de servirlas. Podemos añadirles un poco de canela por encima si queremos.

Un consejo que os doy es que las manzanas sean todas del mismo tamaño, más o menos, u os quedarán unas más asadas que otras. En cualquier caso, están riquísimas. Sueltan bastante agua que luego podemos usar para dar sabor a unas tortitas, por ejemplo.

No sé si se notará por la cantidad de reseñas que hago, pero me encanta probar cosas nuevas,  ya sea un restaurante, un alimento, un producto o, en este caso, una bebida. Hoy os traigo la reseña de una de las bebidas que Coca-Cola tiene en otros países, la famosa Coca-Cola Cherry o Cherry Coke.Cherry-Cokes

Este refresco tiene como base la típica Coca-Cola que podemos encontrar en cualquier parte, pero con un toque al final de cereza. Ese toque de cereza es similar al de una gominola. No es que estemos tomando directamente un refresco extremadamente dulce por Cherry-Coke-Dealzañadir este sabor. Al contrario, solo cuando saboreas el regusto final es cuando te das cuenta de que esa Coca-Cola tiene algo extraño.

Aquí os traigo dos latas diferentes de Coca-Cola Cherry. Ambas son importadas de Reino Unido. La Coca-Cola Cherry que incluye el precio en peniques tiene menos dulzor que la lata completamente roja. El sabor a cereza es mucho más fuerte en esta segunda Cherry Coke.Cherry-Coke-Supercaro

A mí, personalmente, es un refresco que me gusta. Le da un toque diferente a la tradicional Coca-Cola y te sirve para salir un poco de la rutina. Si la acompañamos con una rodajita de limón, potenciamos el sabor final a cereza, lo que le da un gusto aún más bueno.

Como se puede comprobar por la intente cantidad de recetas que voy poniendo, está bastante claro que me encanta la cocina y, en particular, adoro la repostería. Pero, claro, al estar a dieta, es difícil combinar ambas pasiones… En cualquier caso, trato de hacer dulces caseros lo más light posible.

Aromas de pasteleríaSoy una golosa y jamás me resisto a probar un dulce, y si es casero, tanto mejor. Por eso, una de mis últimas adquisiciones ha sido este surtido de aromas de pastelería que venden en LIDL. Son bastante baratitos (dos euros los 20 botecitos, por lo que te sale el bote a 10 céntimos) y duran un montón. Ya los compré hace tiempo (mucho, mucho tiempo) para hacer tortitas (por el tema de la vainilla) y todavía tiene mi madre algunos botecitos. Son aromas fuertes. Un par de gotitas del aroma de vainilla te valen para que las tortitas te salgan con otro sabor, o para que el queso batido sepa a limón o naranja y darle un gusto diferente.

No son un producto habitual en LIDL. Suelen traerlo cada pocos meses cuando traen los productos de repostería americana (cupcake, cake pops, rosquillas y cosas por el estilo). Pero también es cierto que traen tantos que casi siempre lo encuentras. Es un producto muy recomendable tanto por su relación calidad-precio, como por su duración, su sabor y cualquier cosa que se os pueda ocurrir.

Según vaya poniendo recetas, veréis que los uso bastante. Es raro que algo así falte en mi cocina. Es, para mí, un esencial.

SUBIR