Etiqueta : Ciclismo

3 posts

Málaga es la típica ciudad turística de la costa mediterránea. Allá por donde vayas te encontrarás con turistas, ya sean nacionales o extranjeros. Como toda ciudad cosmopolita que se precie, tenía que añadir a sus calles las maravillas del carril bici, para permitir a los usuarios un desplazamiento ecológico más cómodo. Pero, ¿os habéis preguntado qué ocurriría si alguien que no entiende de bicicletas diseña un carril bici? Esto es lo que ocurre en Málaga.

Lo más lógico, o lo que parece que lo sería, es que un carril bici te llevara por el paseo marítimo, junto a la playa, para poder disfrutar de la brisa marina, del agua fresca del Mediterráneo y de las playas de arena de la costa malagueña. Pues resulta que la lógica aquí no tenía mucho sentido, vamos. El paseo marítimo es precioso, con sus arbolitos y plantas, bancos en algunas zonas y escaleras para bajar a la playa. El carril bici está pegado al paseo por la parte de los edificios, a unos cuatro o cinco metros de la playa, dependiendo del punto concreto del que se encuentre. Bueno, no nos quejaremos del emplazamiento, que es bastante privilegiado. El problema es el trazado: las curvas son, en su mayoría de 90º. Vamos, son eles a cada tres o cuatro metros de distancia unas de otras. Los cambios de dirección pueden ayudar, en cierto modo, a darle algo de emoción al paseo y a hacer que concentres todos tus sentidos en la conducción. Problemático es encontrarte una curva ciega y una bicicleta viniendo por el centro del carril, o un charco y un chaval andando (sin bici, se entiende) en sentido contrario y que la bici derrape al intentar esquivarle… Pero, no nos confundamos, estoy hablando del Paseo Marítimo Antonio Banderas, en la playa de la Misericordia. El carril comienza un poco después de la estación de tren María Zambrano y acaba en Huelin, cerca de una de las famosas chimeneas de Málaga.

carrilesbicimalagaEn la Malagueta no hay carril bici ni nada que se le parezca…

Por la ciudad hay algunos carriles bici, pero son algo desconcertantes. Si no los conoces, parecen un laberinto. De pronto, te dan la vuelta, se acaban o casi desaparecen, como ocurre en el que hay junto al Corte Inglés, porque la zona está en obras por el futuro metro de Málaga. Pero se puede llegar sin muchos problemas (las curvas son horribles, ciegas en gran parte y con impedimentos para que las cojas de otra forma que no sea la que está pintada en el pavimento) desde la Alameda Principal a Ciudad Jardín. Otro llega al hospital Carlos Haya, bastante largo y muy útil. La universidad también cuenta con su carril bici, que hace un gran servicio a todos los estudiantes. Y hay otros desperdigados que también pueden servir para lanzarse con la bici por las calles.

Resumiendo, si quieres moverte por Málaga en bicicleta, hay una serie de carriles bici a tu disposición que te llevarán hasta unos ciertos puntos localizados. Voy a añadir un informe de la OCU que he encontrado en www.ruedasredondas.org.

Ventajas:

  •  El aparcamiento no es tan complicado, ya que puedes encadenar la bici en cualquier sitio.
  • Añade ejercicio a tu rutina diaria y acaba con el sedentarismo.
  • Ayuda a perder peso y tonificar los músculos (los resultados son bastante impresionantes)
  • Ecológico 100%
  • Barato: una bici de montaña o plegable viene a rondar los 90 euros nueva, pero de segunda mano puedes encontrar bicicletas por 40 o 50 euros. Además, el servicio de bicicletas del ayuntamiento de Málaga hace aún más accesible el poder disponer de bicicleta en cualquier momento.

Inconvenientes:

  • No todas las zonas tienen cerca un carril bici.
  • Si vas por zonas peatonales, debes tener muchísimo cuidado con los transeúntes porque pueden no hacer caso a tus reiterados avisos de cuidado.
  • Si vas por carretera, es posible que más de un conductor no esté de acuerdo con tu ritmo y no te respete lo suficiente al rebasarte.
  • Dependiendo de la parte de la ciudad en la que dejes tu bicicleta, debes tener cuidado de que no te roben la bici cuando la dejes sola (hay que llevar siempre una cadena encima).

En mi opinión, la bicicleta es uno de los mejores medios de transporte que puede haber. La combinación de transporte y ejercicio hace que ya por la mañana temprano, si vas al trabajo en bici, te actives. Te permite recorrer unas distancias considerables en poco tiempo, con una considerable mejora de la forma física. Si realmente te gusta, se acaba convirtiendo en una afición más para el tiempo libre. Ya no es solo un medio de transporte, sino un estilo de vida.

El ciclismo es un deporte muy agradecido y con el que rápidamente ves resultados, si te esfuerzas de verdad. Hará cosa de tres semanas que os vine a contar mi primera salida por carretera. Os contaba detalles sobre mi bici, sobre el terreno, mi experiencia propia y ese tipo de cosas. Hoy, algo más de tres semanas después, vengo a contaros qué ha sido de aquello.

Aunque no hemos salido tanto como pretendíamos, las etapas no han sido pocas. Hemos reducido la distancia (de unos 40km, aproximadamente, a 22-23km) porque era imposible hacerse varios días seguidos la ruta por el tiempo y el cansancio (que se acaba convirtiendo en fatiga por falta de descanso). Esta distancia, que es la que hacemos más de cardio (subidas y bajadas, semáforos, carretera abierta), es la óptima para ver un progreso en un corto espacio de tiempo. Sin ir más lejos, una de las cuestas que más daño me hacía al principio, ahora me la hago bastante mejor. Antes, tenía que poner el plato pequeño y quedarme en el tercer piñón más grande. Ahora, con plato grande, con uno de los piñones más pequeños (5/7), me subo la cuesta, con alguna que otra dificultad (tengo que ponerme de pie, pero, bueno, me la subo). Me noto las piernas más fuertes, algo más duras. Ser capaz de llevar ese desarrollo en una subida me parece sorprendente. ¡Y me encanta!

Bici NeneHace un par de semanas, también, nos encontramos a un pelotón (un grupo de unos 10 corredores, más o menos). Nos pusimos a seguirlos y, aunque en la recta parecía que podía cogerlos, en la cuesta se me escaparon claramente. Había que trabajar las piernas. Don’t worry, we can do it! Es una motivación extra saber que puedes llegar a ese nivel con un poco más de tiempo. Estoy segura de que pronto seremos capaces de aumentar el nivel y la distancia, haciendo que nuestros cuerpos estén mejor que nunca y llegando a niveles que jamás sospechamos.

¿Qué más puedo decir? Estoy muy contenta con el efecto que tiene el ciclismo en mi cuerpo. Lo veo como un deporte que te da bastante, que te reporta un cierto bienestar y que te ayuda a trabajar el corazón como si no hubiera mañana. Creo que es algo que le recomendaría a todo el mundo. No hay nada como coger la bicicleta y darse un paseo.

Hola de nuevo, queridos guerreros. Hoy os traigo mi primer contacto (no exactamente) con la carretera.

Desde hace unos meses, vengo practicando ciclismo. Empecé picando a mi novio con la cosa de que le hacía ahorrar el combustible de la moto, que tenía menos averías y que le haría ponerse en forma y acabamos los dos con unas bicis de carreteras normalitas para ir tomando contacto con el asfalto. Mi bici es una Mizani Aero 100 Road Bike. Para ser una bici de carretera para mujer, es bastante económica. Funciona muy bien. Los neumáticos agarran bastante bien, no son malos. El cambio Shimano va estupendamente. Vamos, básicamente, estoy encantada con ella.SalidaBici01

Ayer nos llegaron los cascos que habíamos pedido a Amazon, que son producto oficial de Le Tour de France, y ya estaba con ganas de salir a comerme la carretera. No pudo ser porque tenía mi nene dentista y nos quedamos con las ganas. ¡Pero hoy ya no había más excusa! Casco, guantes, camiseta y culotte enfundados. Let’s go! Hemos cogido dirección a Torre del Mar (Málaga) por la carretera nacional. Al llegar a un punto, no estábamos demasiado seguros de que se pudiera continuar por la carretera, así que nos metimos por el ladito de la playa. Continuamos por el paseo marítimo hasta que se acaba. La foto es de unos túneles que hay en el «segundo tramo», por así decirlo, del paseo (entre la Cala del Moral y el Rincón de la Victoria, exactamente). Al llegar al final, estuvimos mirando cómo continuar por carretera. Nos dimos la vuelta y rumbo a casa de nuevo. Habrán sido casi 40 kilómetros, más o menos.

Hoy no hemos tenido problemas con el tráfico ni nada, cosa que no suele ser demasiado habitual porque los conductores se creen los dueños de la carretera. Por el paseo marítimo, como ya han terminado las vacaciones, no había casi nadie. Hemos ido bastante tranquilos todo el tiempo. Eso sí, el calor y el cansancio sí han sido bastante interesantes. Aun así, esta tarde volveremos a repetir la experiencia, que ha sido estupenda.

SUBIR