Ciclismo,  Deporte

El carril bici de Málaga

Málaga es la típica ciudad turística de la costa mediterránea. Allá por donde vayas te encontrarás con turistas, ya sean nacionales o extranjeros. Como toda ciudad cosmopolita que se precie, tenía que añadir a sus calles las maravillas del carril bici, para permitir a los usuarios un desplazamiento ecológico más cómodo. Pero, ¿os habéis preguntado qué ocurriría si alguien que no entiende de bicicletas diseña un carril bici? Esto es lo que ocurre en Málaga.

Lo más lógico, o lo que parece que lo sería, es que un carril bici te llevara por el paseo marítimo, junto a la playa, para poder disfrutar de la brisa marina, del agua fresca del Mediterráneo y de las playas de arena de la costa malagueña. Pues resulta que la lógica aquí no tenía mucho sentido, vamos. El paseo marítimo es precioso, con sus arbolitos y plantas, bancos en algunas zonas y escaleras para bajar a la playa. El carril bici está pegado al paseo por la parte de los edificios, a unos cuatro o cinco metros de la playa, dependiendo del punto concreto del que se encuentre. Bueno, no nos quejaremos del emplazamiento, que es bastante privilegiado. El problema es el trazado: las curvas son, en su mayoría de 90º. Vamos, son eles a cada tres o cuatro metros de distancia unas de otras. Los cambios de dirección pueden ayudar, en cierto modo, a darle algo de emoción al paseo y a hacer que concentres todos tus sentidos en la conducción. Problemático es encontrarte una curva ciega y una bicicleta viniendo por el centro del carril, o un charco y un chaval andando (sin bici, se entiende) en sentido contrario y que la bici derrape al intentar esquivarle… Pero, no nos confundamos, estoy hablando del Paseo Marítimo Antonio Banderas, en la playa de la Misericordia. El carril comienza un poco después de la estación de tren María Zambrano y acaba en Huelin, cerca de una de las famosas chimeneas de Málaga.

carrilesbicimalagaEn la Malagueta no hay carril bici ni nada que se le parezca…

Por la ciudad hay algunos carriles bici, pero son algo desconcertantes. Si no los conoces, parecen un laberinto. De pronto, te dan la vuelta, se acaban o casi desaparecen, como ocurre en el que hay junto al Corte Inglés, porque la zona está en obras por el futuro metro de Málaga. Pero se puede llegar sin muchos problemas (las curvas son horribles, ciegas en gran parte y con impedimentos para que las cojas de otra forma que no sea la que está pintada en el pavimento) desde la Alameda Principal a Ciudad Jardín. Otro llega al hospital Carlos Haya, bastante largo y muy útil. La universidad también cuenta con su carril bici, que hace un gran servicio a todos los estudiantes. Y hay otros desperdigados que también pueden servir para lanzarse con la bici por las calles.

Resumiendo, si quieres moverte por Málaga en bicicleta, hay una serie de carriles bici a tu disposición que te llevarán hasta unos ciertos puntos localizados. Voy a añadir un informe de la OCU que he encontrado en www.ruedasredondas.org.

Ventajas:

  •  El aparcamiento no es tan complicado, ya que puedes encadenar la bici en cualquier sitio.
  • Añade ejercicio a tu rutina diaria y acaba con el sedentarismo.
  • Ayuda a perder peso y tonificar los músculos (los resultados son bastante impresionantes)
  • Ecológico 100%
  • Barato: una bici de montaña o plegable viene a rondar los 90 euros nueva, pero de segunda mano puedes encontrar bicicletas por 40 o 50 euros. Además, el servicio de bicicletas del ayuntamiento de Málaga hace aún más accesible el poder disponer de bicicleta en cualquier momento.

Inconvenientes:

  • No todas las zonas tienen cerca un carril bici.
  • Si vas por zonas peatonales, debes tener muchísimo cuidado con los transeúntes porque pueden no hacer caso a tus reiterados avisos de cuidado.
  • Si vas por carretera, es posible que más de un conductor no esté de acuerdo con tu ritmo y no te respete lo suficiente al rebasarte.
  • Dependiendo de la parte de la ciudad en la que dejes tu bicicleta, debes tener cuidado de que no te roben la bici cuando la dejes sola (hay que llevar siempre una cadena encima).

En mi opinión, la bicicleta es uno de los mejores medios de transporte que puede haber. La combinación de transporte y ejercicio hace que ya por la mañana temprano, si vas al trabajo en bici, te actives. Te permite recorrer unas distancias considerables en poco tiempo, con una considerable mejora de la forma física. Si realmente te gusta, se acaba convirtiendo en una afición más para el tiempo libre. Ya no es solo un medio de transporte, sino un estilo de vida.

Soy escritora. Siempre me ha gustado la literatura, desde que era muy pequeña. También, desde hace algunos años, me gusta el deporte. Soy aficionada a la música y al cine. Aquí os cuento un pequeño fragmento de mi vida que quiero compartir con el mundo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.