Ni una palabra

La ilusión por las cosas a veces no es suficiente para poder hacerlas. Nunca sabemos lo que nos va a venir encima, si el tiempo dará más de sí o tendremos posibilidades de hacer lo que queremos. Algo así ha pasado en mi caso.

Llevo ilusionada y motivada con el NaNo desde septiembre, con unas ganas de escribir inmensas, pero hoy, cinco de noviembre, todavía no tengo ni una palabra escrita, y creo que andar cerca de las diez mil. Las circunstancias mandan y lo que mandan es que no he tenido tiempo ni de respirar la última semana. Claro ejemplo de ello es que ni siquiera tengo el blog al día, como se puede comprobar. Entre unas cosas y otras, no he dispuesto ni del tiempo mínimo para poder sacar un rato para el blog y mucho menos para el NaNo. Eso me tiene un poco desquiciada, sinceramente. Con las ganas que tengo de escribir y no poder sacar ni un solo hueco, me pone de los nervios. Espero, y de verdad lo digo, tener un rato cada día para comenzar la historia. Porque estar sin una palabra a estas alturas, es un sacrilegio.

Por otro lado, esta larga ausencia se debe a ocupaciones varias, como intentar montar una pseudo-oficina en casa. Mi novio necesitaba una mesa para poder trabajar bien en casa y, claro, tocó ir a Ikea, el paraíso de los muebles, elegir una mesa, unas sillas, complementos varios… Y luego… ¡¡Montarlo!! Después, una vez que todo estaba bien, había que colocar más cosas, como enfuches y cables varios para que estuviera todo cerca y, además, los gatos no lo destrozaran todo. Eso significa tiempo y más tiempo invertido en cuadrarlo todo. En fin, han sido tantas cosas desde el jueves por la tarde hasta hoy que no sé si podría explicarlo mejor, porque hay cosas que se me han olvidado o no he puesto.

Espero poder venir dentro de un par de días y decir que llevo veinte mil palabras, tener un subidón de motivación y seguir hacia adelante con este proyecto literario.

Comentarios

  1. Vaya… ya me parecía extraño que no se hubiese actualizado el blog…

    Pues nada, lo importante es que ya lo tenéis todo cuadrado y listo :3

    No te preocupes con lo del Nano, ya verás como recuperas el tiempo perdido. Tengo ganas de leer la historia :3

    Ánimo con todo y mucha suerte 🙂

    1. No he tenido tiempo de nada… Entre unas cosas y otras, puffff… Pero bueno, a ver si ese tiempo no es tan perdido (es invertido, realmente, en mejoras de espacio, que, por cierto, espero que veas pronto) y consigo amortizarlo pronto. 😉 Thanks for reading!

    1. ¡Ya llevas más que yo! Entre el estudio, el trabajillo que me ha salido, el gimnasio (de esto hablaré mañana) y el poco tiempo libre que me queda, tengo que sacar huecos para poder escribir. Espero poder ponerme con ello esta tarde y sacar algo decente. ¡Ánimo y a por las 50 mil palabras! We can, we can!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.