Locura en la cocina

Desde que surgió la idea del recetario, no paro de mirar nuevas recetas, hacer cosas diferentes cuando me meto en la cocina, dar mi toque personal a las cosas… Uff, ha surgido una fiebre gastronómica interesante.

ComidaUna de las cosas que he estado mirando desde hace ya unos días, no sé si lo comenté por aquí, es que quiero hacer patatas fritas (de las finitas, crisps, que dirían los ingleses) en el microondas. Descarto la idea del horno porque, al final, te sale más barato comprarlas hechas que hacerlas de esa manera. Y con el tema patata frita, surgió la idea de hacer crisps dulces, porque a mí me puede el dulce… Encontré la receta, sí, señores… También quiero hacerlas de calabacín, berenjena, zanahoria… Un poco lo que se me vaya ocurriendo sobre la marcha… Y es que hay un utensilio para eso llamado chip maker. Hay dos modelos diferentes: uno es una cestita apta para microondas y el otro son una especie de bandejas con agujeros por debajo. Cuando tenga el mío (está pedido, pero llegará, pufff, el mes que viene), os haré una reseña y os contaré cositas. La cestita no es cara. La puedes encontrar desde unos cinco euros. En Amazon, donde la he comprado, han sido unos 6, con gastos de envío incluidos. Las bandejitas son algo más caras. Si las queréis con mandolina, para cortar mejor, cuesta unos 20 euros, creo recordar (mandolina y dos bandejas). Eso es ya a gusto de cada uno. Cuando lo pruebe, pondré la receta que yo usaré por aquí.

Y como de golosina a golosina, a nadie le amarga un dulce, llevo unos días buscando recetas de gominolas ligeras. Frente a lo que se pueda pensar, son más fáciles de hacer de lo que parece. Probablemente las haga este fin de semana, aprovechando que el tiempo va a estar regular y estoy con ganas de hacer de todo. ¡Ah, también encontré para hacer nubes! Así que, lo mismo tenéis la semana que viene una semana algo más dulce.

El viernes, como solía hacer, pondré una nueva receta. Por si no queréis esperar, anoche puse una receta muy sencilla en Instagram de un batido de piña realmente delicioso, lleno de proteínas y muy poca grasa. Salen dos porciones de 80kcal (250ml cada una) o una grande de 190kcal (500ml).

Todavía tengo cosas por mirar. La mayoría son dulces, porque me puede, pero algo buscaré salado, que a mi novio no le va el dulce y le compensa más comerse unos canelones que un trozo de tarta. Por supuesto, estoy abierta a sugerencias. ¡Todo es poco cuando se trata de cocinar cosas ricas y ligeras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.