Fitbit Flex

Hoy os voy a hablar de uno de los wearables más interesantes que he visto: Fitbit Flex.

Fitbit es una de las compañías que primero comenzó a sacar wearables que, en principio, contaban pasos. Avanzaron contando las escaleras y plantas que subías. Siguieron progresando con la monitorización del sueño. Fitbit Ultra, Zip, One… Diferentes dispositivos para hacerlo más cómodo. Y dieron un paso más hasta convertirlo en un pequeño dispositivo que se introduce en una pulsera de plástico.

Fitbit Flex es una cómoda pulsera que cuenta pasos, distancia recorrida, calorías quemadas, minutos de actividad y monitoriza tu sueño. El podómetro es bastante útil y una buena herramienta para moverse del sofá. A diferencia de los otros dispositivos de la marca, Flex no tiene pantalla. Cuenta con cinco LEDs que te informa de tu progreso. Cada lucecita es un veinte por ciento del objetivo diario. Con un par de toques en la parte frontal te indicará cómo vas. Llevar el Flex encima es muy cómodo. La pulsera pesa muy poco y te olvidas de ella. No sería la primera vez que olvido cambiar el modo sueño cuando me levanto. Si no estáis acostumbrados a llenar nada en la muñeca, como me pasa a mí, enseguida os haréis con esta pulsera. Ese fue uno de los motivos por los cuales lo compramos (y porque el Black Friday de Amazon puede sorprenderte). El enganche es algo complicado de encajar las primeras veces, pero es muy seguro y se quita con facilidad. Viene con dos pulseras, una grande para muñecas de 161 a 209mm y otra pequeña para muñecas de 140 a 176mm. Yo tengo la muñeca pequeña y uso la pulsera más pequeña. Mi novio compró otro Flex para él y cambio de vez en cuando mi pulsera (la mía es morada y la suya es negra). La batería del Flex dura alrededor de 5 días, dependiendo de las alarmas silenciosas, el modo sueño y diferentes cosas que puedas configurar. Lo de las alarmas silenciosas es una de las cosas más interesantes del Flex. Se carga en un par de horas su batería, que está dentro del dispositivo que lleva la pulsera y que es tan sencilla de recargar como enchufar un USB al ordenador o a la corriente. Desde la aplicación o la página web puedes configurar las alarmas silenciosas. Cuando llega la hora, la pulsera vibra para despertarte o avisarte de lo que quieras. Son bastante cómodas para parejas con diferentes horarios o para colocar alarmas más discretas. Y el modo nocturno, que todavía no lo he comentado, te muestra lo bien o mal que has dormido. Con los movimientos que haces en la cama, te enseña tu actividad durante la noche. Os sorprenderéis muchas veces si sois de los que dormís mal. Es muy interesante. Flex se sincroniza mediante Bluetooth 4.0 con el móvil o el ordenador (incluye el adaptador). En la aplicación o en la página de Fitbit encontrarás toda la información mediante un rápido vistazo.

El precio es uno de los inconvenientes para muchos. Una pulsera de actividad, de esas que están tan de moda, cuesta entre 50 y 180 euros, dependiendo del sitio donde lo compremos. No hablo solo del Fitbit Flex, hablo también de la Jawbone Up, la FuelBand de Nike, Vivofit de Garmin o la Loop de Polar. Son monitores de actividad que tienen un precio bastante diferente entre sí. La Fitbit Flex se puede conseguir por algo más de 75 euros en Amazon y por casi 100 euros en la propia página de Fitbit. ¿Merece la pena? Siempre que podamos ahorrar algo, bueno está. Este monitor de actividad es muy útil para gente que realmente hace ejercicio, pero le cuesta un poco. Seamos realista: la pulserita no te va a dar un empujado para sacarte a la calle. Si no te mueves, puedes motivarte con esta pulsera, pero no pienses, como escribo, que Flex va a hacer el ejercicio por ti. Levantarte del sofá solo está en tu mano, Flex es una herramienta para monitorizar tu actividad. Sirve para eso, pero si no hay actividad, solo tendrás una pulsera de plástico muy cara.

A más de uno le puede parecer una tontería, pero cada uno hace lo que quiere con su dinero. Si estás pensando eso es porque, muy probablemente,  no te mueves y te da igual la monitorización de tu actividad. Para los que hacemos deporte de manera habitual, utilizamos mil y una aplicaciones para ver nuestra capacidad: Endomondo, Runtastic, Strava, Adidas miCoach, Nike+ Running… Esta pulsera te ayuda a no tener que usar tantas cosas, ya que te da la posibilidad de sincronizarla con algunas de estas plataformas. Algo muy útil si llevas también un control de calorías con MyFitnessPal, por ejemplo.

El Año Nuevo es un buen momento para empezar con la vida activa, con el deporte, un momento ideal para empezar a cuidarte y nada mejor que regalar o regalarte esta pulsera para monitorizar tu progreso. Te sorprenderá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.