¡Hola, queridos lectores!

Os debo una disculpa y una explicación a mi prolongada ausencia de estos meses. Como sabéis, uno de mis objetivos para este año era adoptar un estilo de vida saludable. Bueno, pues me he entregado por entero a ello y a estudiar, estudiar mucho. También dejé de lado estos meses Instagram, donde he tenido épocas de muchísima actividad. Pero estos últimos siete meses necesitaba centrarme en mí y en lo que quería hacer y, bueno, en parte ya lo he conseguido, pero sé que todavía me queda camino por recorrer (kilos que perder y músculo que ganar). Y como esto ya lo tengo interiorizado, pues habrá que proponerse nuevos retos para que la vida siga siendo un desafío y por eso estamos aquí, para intentar volver a escribir, al menos, una entrada a la semana. Porque siempre tengo cosas que contaros, aunque no lo haga.

Hoy os traigo una entrada que tenía muchas ganas de escribir. Este último mes (desde mediados de agosto hasta hoy) he estado leyendo mucho, y han caído libros muy importantes de mi lista de pendientes. Pero vayamos por partes.

La vida es sueño de Pedro Calderón de la Barca

Del primero del que quiero hablaros es un gran clásico de la literatura barroca. No puede ser otro que La vida es sueño de Pedro Calderón de la Barca. Como futura filóloga me avergüenza un poco admitir que es la primera vez que lo leo, pero es que no había tenido la ocasión de disfrutar de la lectura de Calderón y, seamos sinceros, muchas veces los clásicos suponen una gran barrera. Con todo, me ha resultado una obra apabullante, maravillosa, llena de preciosos versos que me hacen querer ser poeta (pero no lo soy, lo admito) y reflexiones que bien merecen ser traídas al siglo XXI. Sin duda, una obra de lectura obligatoria para cualquier amante de la literatura.

Libro de Buen Amor o del Arcipreste de Juan Ruiz, arcipreste de Hita

Esta vez se trata de una obra medieval, de bastante difícil lectura, sobre todo si buscáis un edición crítica sin grafía adaptada. Es una de las primeras y más importantes obras en lengua castellana. Se encuadra en un momento clave para la Iglesia castellana, justo pocos años después del IV Concilio de Letrán (1215-1216). El libro nos presenta ejemplos del llamado amor loco como antídoto para no caer en esa forma de amar. Su complejidad estriba en el lenguaje, sobre todo. Aún así, creo que es una lectura muy edificante, aunque hay que tomársela con mucha calma, porque resulta realmente abrumadora.

Las nieves del Kilimanjaro de Ernest Hemingway

Hemingway es uno de esos autores que siempre había querido leer pero nunca había encontrado nada que me llegara. Me parece un escritor fascinante, con una vida todavía más interesante y un final muy amargo. Sin pensarlo mucho, escogí este relato, aunque, bueno, quizás hubiera sido mejor comenzar con otra cosa, pero, helo aquí. Las nieves del Kilimanjaro es el relato de un escritor que espera la muerte por culpa de una infección que se produce en una pierna en su estancia en África. La visión de Harry (el protagonista) del pasado, que no volverá, de todas esas cosas que quiere escribir y que ya no podrá, sumado a la certidumbre de que sabe que va a morir hace una combinación fabulosa de la imagen que se tiene de la propia muerte. Me pareció un relato intenso, corto, pero muy intenso, cargado de sentimiento, desilusiones y tristeza. Muy recomendable.

Yo antes de ti de Jojo Moyes

Este libro llevaba muchísimo, muchísimo tiempo en mi lista de pendientes y ha caído hace menos de una semana. Muchos lo habréis leído, pero, para los que no, os comento un poquito. Esta es la historia de Louisa Clark, una joven de veintiséis años que se acaba de quedar sin trabajo y tiene que aceptar cuidar de un tetrapléjico, Will Traynor, porque los problemas económicos ahogan la pequeña economía familiar de los Clark. Aunque al principio Will se muestra muy enfadado y poco colaborativo con ella, su relación se irá estrechando más y más con el paso de las semanas. Will ayudará a Louisa a cambiar la visión que tiene de sí misma y de sus posibilidad, algo que ella misma intenta hacer con él, pero para insuflarle vida y esperanza. Una historia de amor que te llega hasta el alma. Muy recomendable. Uno de los libros que más me ha emocionado en los últimos años.

Pero, ahora viene el gran inconveniente, y es que no os recomiendo en absoluto leer las dos partes más que tiene esta trilogía. Creo que el final de este libro es absolutamente perfecto y que lo que ha venido después se debe al éxito que tuvo este primer libro. Yo empecé a leer la segunda parte y me quedé tan desencantada que no la he continuado. No he querido darle otra oportunidad, la verdad. Creo que la historia de Louisa y Will está bien tal y como está plasmada en el primer libro.

Una temporada en el infierno de Arthur Rimbaud

Amo a Rimbaud desde hace mucho tiempo. Y a mi lista de libros no le podía faltar el único libro que Rimbaud había querido publicar en vida. Se trata de algunos poemas en prosa con temas muy diversos. Desprende misticismo, desilusión ante la Bohemia parisina y desencanto el ambiente literario en el que se vio inmerso a tan temprana edad (este libro fue compuesto cuando Arthur solo tenía 19 años). Un prodigio de las letras francesas que es imprescindible leer en algún momento.

El viejo y el mar de Ernest Hemingway

Sí, os he dicho más arriba que no había leído nada de Hemingway y ahora llevo ya dos libros. Esta vez he escogido su libro más famoso, El viejo y el mar. Tengo que admitir que, a pesar del léxico marino (y todo lo relacionado con la pesca), es un libro tremendamente interesante. La historia es sencilla: Santiago (el viejo) lleva ochenta y cuatro días sin pescar nada cuando se hace a la mar para conseguir alguna captura. Se aleja de la costa en busca de una gran presa y la consigue, un enorme marlín (similar a un pez espada) con el que peleará durante tres días. Atraídos por la sangre del pez, los tiburones irán devorando la carne antes de que Santiago llegue a tierra, a pesar de sus muchos esfuerzos por ahuyentarlos. En el bote solo quedará el esqueleto del pez, que atraerá con admiración a los demás pescadores. Bueno, es algo sencillo, ¿verdad? Pues durante toda esta lucha y en el día previo a la partida, nos sumimos en los pensamientos de Santiago, de cómo ha sido su vida, qué ha hecho, qué recuerda y qué cosas le han marcado. Es absolutamente apasionante. No me extraña que Hemingway ganara el Pulitzer con esta novela. Lo merecía de verdad.


Bueno, espero que mis reseñas os empujen a leer alguno de estos fantásticos libros. Para mí han sido, todos y cada uno, un viaje interesante ha diferentes puntos de mí misma. Si conocéis algo, pensáis leerlo o cualquier cosa, dejadme algún comentario, que siempre me encanta leeros. Y espero poder ofreceros otra nueva entrada la próxima semana.

Hola, guerreros. Aún tengo que pulir bastante mi plan de contenidos para el blog, pero quería traeros una receta que hice hace unos días y seguro que habréis visto si me seguís por Instagram. Son unos bizcochitos ligeros y esponjosos ideales para desayunar (o cualquier momento). Ahí os lo dejo. Feliz fin de semana.

Ingredientes para una ración:

  • 4 claras (unos 120-130gr)
  • 40gr de avena molida (yo uso la de Mercadona)
  • Edulcorante o stevia
  • Esencia o aroma de vainilla (también podéis añadir cualquier especia para dar sabor, como canela, jengibre, cacao puro o, incluso, café, esto va al gusto de cada uno)

Preparación:

  1. Ponemos a precalentar el horno a 180º.
  2. Batimos las claras a punto de nieve (podéis añadir aquí el edulcorante si queréis).
  3. Una vez tengamos las claras montadas, les añadimos el resto de ingredientes y batimos hasta tener una mezcla homogénea. Si veis que queda aún muy espeso, podéis añadir leche o alguna bebida vegetal (unos 30-50ml irían bien).
  4. Echamos la mezcla en un molde pequeño o en moldes de magdalenas y lo metemos en el horno.
  5. Dejamos cocinar durante unos 20 minutos. Si todavía ni está hecho del todo, lo que comprobaremos con un palillo o un cuchillo, podemos dejar unos minutos más.
  6. Lo sacamos del horno para que se enfríe y luego desmoldamos. ¡Y listo!

En la foto que os dejo de Instagram, yo quería comérmelos con algo por encima y les eché queso quark con mermelada. Ese es el tamaño de la ración y tiene unas 220 calorías, 26gr de carbohidratos, 4gr de grasa y 19gr de proteína.

#BuenosDías, #fitfam! #Desayuno increíble para ser improvisado. Ayer pensé en mezclar los ingredientes básicos de mis gachas de avena y meterlo en el horno. ¿El resultado? ⭐❤️❤️❤️ Bizcochitos esponjosas e ideales para mojar en el café. Son sanos, tiene bastantes proteínas y ligeros. La receta os la dejo este viernes en el blog. 😜 De topping, lleva queso quark con mermelada de frambuesas y arándanos light. Ahora nos vamos al gimnasio, que ya toca. 🏋️ . . . #fitgirl #healthylife #lifestyle #healthy #fooddiary #eatclean #cleaneating #mimejorversion #IIFYM #dietaflexible #flexibledieting #WorkForIt #NeverGiveUp #NoPainNoGain #disciplina #healthymeal #healthygirl #eatcleantraindirty

Una publicación compartida de Valkyria Kára (@valkyriakara) el

¡Hola, guerreros! Hoy os traigo la entrada típica de estas fechas: el balance del año que dejamos atrás y los propósitos de año nuevo.

2017 ha sido un año duro, complicado, con muchos cambios, pero con alegrías también. Lo que más me ha llenado este año ha sido el NaNoWriMo. Es la primera vez que completo este evento y significa mucho para mí. También ha sido mi primera novela. Me ha hecho ser constante y para demostrarme que todo es empezar. Así que vamos a empezar 2018 con buen pie. Allá vamos con la lista.

Encontrar trabajo

Este es uno de los puntos más importantes para mí este año. Creo que ya es hora de lanzarse y emprender mi carrera laboral. A ver si hay suerte y consigo, al fin, lo que quiero.

Aprobar todas las asignaturas

Ya me queda poco para terminar la carrera y aprobar las asignaturas de este año supone un paso muy grande. Espero que el curso 2018-2019 sea mi último curso, pero para eso tenemos que aprobar primero este año.

Escribir diariamente

Gracias al NaNo, me he dado cuenta de lo importante que es empezar, sea lo que sea, pero empezar. Este año quiero escribir diariamente, aunque sean 5 o 10 minutos, aunque sean 50, 100 o 200 palabras, pero escribir. Porque para mejorar, lo primero es empezar.

Leer 15 libros

Este año reconozco que he leído poco, pero tengo tanto que leer por obligación que a veces se me olvida lo que es la lectura por ocio. En 2018 quiero cambiar eso y voy a empezar de nuevo a leer por gusto. Espero poder cumplir con la cuota, aunque no está difícil.

Ser más organizada en casa

Soy un ama de casa pésima y quiero cambiar eso. Este año quiero optimizar mi hogar todo lo que pueda, empezando por la cesta de la compra, para ahorrar y no ser tan derrochadora, pasando por aprender a cocinar, así como organizar mejor las tareas domésticas.

Mejorar el blog

Este 2017 deja un puñado de entradas en el blog, que ha pasado muchos meses abandonado, al igual que ocurriera en 2016. En 2018 quiero retomar la buena costumbre de publicar de forma periódica (una vez por semana al menos, probablemente viernes o sábados). Como también quiero hacer contenido de calidad, voy a crear un plan de contenidos. Creo que ambas cosas ayudarán a mejorar el blog.

Cambio de hábitos por una vida sana

Esta es la gran piedra sobre la que tropiezo cada año. Sabiendo esto, y aunque comienzo con motivación, soy realista. Sé que me va a costar, que será una lucha constante, pero quiero hacerlo porque ello significa que me quiero y me cuido. Quiero comer más sano, dejar el azúcar y hacer deporte. Quizás, llegado el momento, vuelva a correr. También quiero meditar y leer por las noches antes de dormir. Cambios sencillos en algunos casos, más complejos en otros, que quiero que me ayuden a verme mejor por dentri y por fuera.

Bueno, ¿qué os parecen mis propósitos? ¿Y vosotros? ¿Ya tenéis los vuestros? Espero que sí, al igual que os deseo un muy feliz año nuevo.

Muy buenas, guerreros. Hoy vengo a desearos unas muy felices fiestas y a contaros cómo las pasamos en casa.

Desde hace unos años, vivo lejos de mi familia. Mi novio, que es un amor, y yo solemos ir a mi pueblo de vacaciones para pasar estas fiestas con mi familia. Solemos comprar dulces navideños en Málaga (polvorones de Antequera, que son una auténtica maravilla) y se los llevamos a mis padres. Mi madre siempre dice que llevamos demasiados, pero luego no sobran tantos, por algo será. Es costumbre, desde que vivi en Málaga, que nos intercambiemos los regalos el día 24 de diciembre, ya que nosotros no pasamos el día de Reyes en mi pueblo, sino que volvemos a casa después de Año Nuevo. Me encanta hacer regalos y trata siempre de buscar el adecuado para cada uno. Espero haber acertado este año. Para no aburrirnos aquí, nos encanta pasear por el campo y estar en la naturaleza. Solemos salir con mis perros, que adoran correr por el campo. También vamos cine con mi hermano, que siempre duele haber alguna burna película para ver en estas fechas. Y, sobre todo, paso tiempo con mi familia, con mis padres y mi hermano. Porque, aunque esté lejos, los sigo queriendo mucho.

La cena de Nochebuena la pasamos en mi casa. Mi madre suele hacer un plato principal que acompaña con entrantes variados (marisco, embutido y canapés) y un postre casero (suele ser tiramisú o flan de queso), además de la bandeja con los dulces típicos de estas fechas (turrones, mazapanes, polvorones, bombones y algún surtido de galletas). Suele ser una noche tranquila y agradable.

En Nochevieja, cenamos con mi familia de manera similar a Nochebuena, pero las campanadas las vemos solos. Desde que mi novio y yo estamos juntos no tomamos las uvas. Celebramos la llegada del año a besos. Es muy romántico y una costumbre que es muy especial para nosotros. No es una noche para salir de marcha, cosa que no nos gusta, es una noche para estar juntos y querernos.

¿Y vosotros? ¿Cómo celebráis estas fiestas?

Hola, guerreros. Siento poneros la entrada hoy sábado. Entre que he tenido unos cachorritos en casa estos días, que también tengo visita, que tengo que ir preparando cosas para las vacaciones y compras varias, no doy abasto… Pero, aunque con retraso, os traigo la reseña de un documental muy intere

Ficha técnica

Director: Stephanie Soechtig

Guionistas: Mark Monroe, Stephanie Soechtig

Género: Documental

Año: 2014

Participantes: Katie Couric, Bill Clinton, Michael Bloomberg, entre otros expertos.

Argumento

Fed Up nos presenta el grave problema de la obesidad infantil desde el punto de vista de los propios niños que la padecen, además de ofrecernos un detallado panorama de la realidad de la industria alimentaria y sus directrices de los últimos 40 años, en los que han fracasado todas las medidas por reducir la obesiva y ha llegado a límites inimaginables.

Opinión personal

Aunque ya había visto este documental el año pasado, volver a verlo te hace plantearte ciertas cosas. Habla mucho de la alimentación, de niños y mayores, y de los problemas que padecemos por culpa de las grandes cantidades de azúcar que consumimos diariamente. Es muy esclarecedor. A pesar de que hay una enorme gama de productos light, cero calorías, bajos en grasa y sin azúcar, la gente sigue engordando y eso es debido a que no se come comida de verdad, todo son productos. Es una gran verdad y está muy en sintonía con el movimiento de los realfooders, que se dedican a hacer apología de frutas, verduras, carnes, pescados y todos los alimentos de los que nos provee la tierra de forma natural. Me parece un documental muy interesante para concienciarnos acerca de los peligros del azúcar y plantearnos comenzar a llevar una vida sana con comida real.

The Fed Up Challenge

Debido a esta adicción por la comida que nos han creado, al final del documental nos proponen un desafío, The Fed Up Challenge, que consiste en eliminar de nuestra dieta el azúcar añadido durante 10 días. Es algo que parece muy sencillo, pero es ahí donde vemos que no es todo tan fácil y que realmente el azúcar es igual de adictiva, o más, que otras drogas llamadas duras. Yo me comprometo a comenzarlo en enero (os dejaré fecha más adelante) y os haré un seguimiento de los días contando mi experiencia. Si alguien más se anima, me lo puedo dejar en comentarios y podemos, incluso, comenzar juntos, Ya sabéis que podéis seguir mi progreso por Instagram, que también lo comentaré por allí.

Esto es todo por mi parte. Espero poder publicar la próxima entrada el día 22 de diciembre, pero, a más tardar, está para el 24.

SUBIR