Papel gafas planta cuaderno
Desarrollo personal,  Estilo de vida,  Valkyria Style

Carta a tu yo futuro, un ejercicio de reflexión

Muy buenas, mis valientes guerreros. Hoy os traigo un artículo diferente, pero un poco en la línea del desarrollo personal, el autocuidado y la reflexión acerca de nosotros mismos. Y, además, quiero que llevéis a cabo conmigo este ejercicio. En el título podéis intuir de qué se trata, pero vamos a entrar mejor en materia. ¡Vamos allá!

Una carta al futuro como medio de reflexión

Ya sabéis que desde hace meses hago mucho hincapié en la reflexión y en la retrospección, no para mantenernos anclados al pasado, sino como herramienta para descubrir errores, patrones y lecciones que nos ha hecho aprender la vida con el paso del tiempo. Esa retrospección, de la que ya he hablado en artículos anteriores, es básica para conocer nuestros aciertos y nuestros errores. De modo que, gracias a ella, podemos tener aún más presente aspectos de nuestra vida que creíamos haber olvidado.

Es posible, también, que recordéis que en el artículo sobre journaling de hace unas semanas mencionaba las cartas, en este caso, tanto al pasado como al futuro, como otro medio de expresarnos. Hoy quiero centrarme en las cartas a nuestro yo del futuro por dos motivos fundamentales. Por un lado, dada la época del año en la que estamos, muchos empezamos a hacer balance del año, revisamos nuestros objetivos y comenzamos a planificar el próximo año (bujo de 2022, vete calentando que te va a tocar salir dentro de nada). Por otro, porque así tenemos un punto de referencia del que hemos partido hacia los objetivos propuestos, es decir, nos sirve para tener presente el punto inicial y poder ver el progreso que hemos experimentado a lo largo de un periodo de tiempo determinado. Parece interesante, ¿no?

Qué escribir a tu yo futuro

Supongo que la siguiente pregunta será qué escribir. Bueno, como ya os dije en el artículo del journaling, a mí este tipo de cosas me parecen muy íntimas y personales y me gusta que permanezcan en la esfera de lo privado. Yo suelo escribir sobre mis ilusiones y mis proyectos, mi relación con mi pareja y nuestro futuro juntos. También trato temas laborales y familiares. Es decir, es un compendio de todo lo que quiero que mi yo futuro tenga presente cuando le llegue la carta y vea la fecha en la que se escribió, para que tenga una referencia exacta de dónde estaba entonces y hasta dónde ha llegado en ese momento. Puede parecer algo confuso, pero no lo es. Aún así, sí os voy a dejar una serie de preguntas que podéis responder en vuestra carta.

  • ¿Cuáles son tus objetivos actuales?Detállalos por extenso y sé específico. Si tienes claro el punto en el que te encuentras, mucho mejor, así podrás ver en el futuro la progresión que has tenido.
  • ¿Cómo es tu relación con tu familia y amigos?: Si tienes problemas en casa o con tus amigos, reflexionaracerca de ello puede ser muy útil. También te proporcionará una información muy interesante en el futuro.
  • ¿Cómo es tu relación con tu pareja? / ¿Qué tal es tu situación sentimental?: Céntrate en el presente, en el momento actual, y escribe todo lo que te parezca importante para responder esta pregunta. Sé sincero contigo mismo, será mucho mejor para tu yo futuro ver lo que pensabas entonces cuando le llegue la carta.
  • ¿Cuál es tu situación laboral?: Trabajes o no, este punto es importante y muy interesante. Y aquí os contaré una anécdota. En mi diario de cinco años he podido ver, con el paso del tiempo que no me gustaba mi trabajo. Era la típica persona que necesitaba que llegara el viernes y tenía insomnio el domingo por la noche porque el lunes había que volver a la oficina. Si te sientes como yo me sentía, te aconsejo ir buscando otro trabajo, porque ese no es el adecuado para ti. Con todo, escribe cómo estás en este momento, si te gusta tu trabajo, si te sientes realizado, si te sientes valorado o, por el contrario, no te gusta nada, estás estresado o, incluso, estás quemado. Si tu yo futuro tiene que tomar una decisión, posiblemente le venga muy bien esta información.
  • ¿Cómo te ves en ese futuro?: Haz una predicción de lo que piensas que conseguirás en el intervalo de tiempo que tarde en llegar la carta. Eso te ayudará a apuntalar mejor tus objetivos, a tener claro el camino que quieres seguir y, en última instancia, te dará información sobre lo que de verdad quieres. Tu yo futuro obtendrá datos curioso acerca de cómo ves el futuro. Aunque no siempre nuestras predicciones se cumplen, pueden darnos un rumbo por el que seguir y si no es antes, será después cuando lo consigamos.
  • Expresa tu gratitud: Ya sabéis que la gratitud es un arma poderosa y si escribimos esta carta desde esa perspectiva, agradeciendo todo lo que tenemos y lo que llegaremos a conseguir, puede suponer una gran mejora en nuestra vida.
  • Escribe sobre todo aquello que resulte importante para ti: Siéntete libre de plasmar todo aquello que necesites poner por escrito, todo aquello que te pueda resultar importante. Muchas veces son los pequeños detalles los que nos hacen ver las cosas desde ópticas muy distintas.

Un ejercicio de reflexión

Como podéis ver por las preguntas que os he lanzado, esta carta es un ejercicio de reflexión profunda y muy personal. Esto quiere decir que no tenéis porqué enseñar a nadie vuestra carta si no queréis. Lo que sí os pido es que la guardéis y la releáis con el tiempo. Es asombroso lo que pensamos en ciertos momentos de nuestra vida y cómo podemos llegar a cambiar.

Si sois igual de impacientes que yo y no soportáis tener una carta sin abrir en un cajón o donde quiera que la guardéis, os propongo enviaros un email a través de Future Me. Ahí podéis elegir la fecha en la que queráis para que os llegue el correo. Me parece una muy buena opción porque muy probablemente no te acuerdes absolutamente nada de lo que has escrito cuando te llegue, sobre todo si usáis la opción de los cinco años. ¿Quién se acuerda de lo que escribió hace cinco años? Yo no, os lo aseguro.

Como os decía al comienzo, este ejercicio lo vamos a realizar juntos y me gustaría que escribierais vuestra carta y pusierais como fecha para leerla justo dentro de un año, el 24 de noviembre de 2022, coincidiendo, además, con el Día de Acción de Gracias (Thanksgiving Day). Ese día, cuando os llegue la carta (poned una postdata para no olvidaros :P), me gustaría que volvierais aquí y me dejarais vuestras impresiones sobre lo que ha ocurrido en ese año. Y si me dejáis un comentario ahora diciendo que lo habéis hecho, tanto mejor, así podremos hacer una reflexión más sobre este momento. ¿Qué os parece la idea? ¿Os animáis?

Soy escritora. Siempre me ha gustado la literatura, desde que era muy pequeña. También, desde hace algunos años, me gusta el deporte. Soy aficionada a la música y al cine. Aquí os cuento un pequeño fragmento de mi vida que quiero compartir con el mundo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.