Miscelánea,  Valkyria Style

La influencia de las mascotas en la vida diaria

Muy buenas, mis valientes guerreros. Antes de nada, quiero recordaros que la encuesta de contenidos del blog sigue activa y que necesito que participéis. Podéis verla pinchando en este enlace. Ahora sí, hoy quiero hablaros de un tema que me parece muy importante y es de la influencia que tienen las mascotas en nuestro día a día. Los que tenéis animales en casa ya sabéis lo que es, pero para los que estáis pensando en adoptar un perro o un gato o cualquier otro animal, echadle un vistazo a lo que sigue. ¡Vamos allá!

Una compañía excelente

Los animales domésticos están acostumbrados a estar con los humanos. Un gato o un perro que se ha crecido con humanos buscará el cariño (y la comida) en su relaciones con estos. Pero cada animal, como cada persona, es un mundo y tiene su propia personalidad. Pero algo que es inherente a todos es que ofrecen una compañía excelente.

Los perros, si bien es cierto, suelen ser más cariñosos y amistosos con la gente que los gatos. Los felinos tienen a ser más independientes y menos cariñosos, pero también tienen sus momentos en que se dejan mimar. Siempre se suele decir que el perro es el mejor amigo del hombre y no le falta razón al refrán. Los perros son propensos a proteger al dueño cuando este es atacado o cuando algún extraño entra en el hogar. Son muy protectores y suelen dar la voz de alarma cuando algo va mal. Los gatos, en cambio, suelen ser los que se esconden cuando las cosas se ponen feas. Son más desconfiados, lo que los hace más propensos a desaparecer en ocasiones peliagudas (o, simplemente, cuando el repartidor de cualquier servicio de mensajería viene a traerte un paquete). Pero también son cariñosos, a su manera. No sé si habéis visto el meme del perro y el gato en su relación con el humano. El perro, al darle techo, comida y cariño, nos ve como dioses y, sin embargo, el gato piensa que le damos todo eso porque es dios. Es totalmente cierto.

Una de las grandes ventajas que tiene tener una mascota es que nunca estamos solos. Si nuestro animal anda suelto por casa, es posible que gran parte del tiempo esté cerca de nosotros. Aunque tienen sus momentos de relax, los animales suelen querer estar con sus dueños y llamar su atención, lo que provoca que nunca nos sintamos solos.

Una gran responsabilidad

Pero tener mascotas no es solo darle mimos y caricias. Tener una mascota es una gran responsabilidad, ya que nos estamos encargando de él de por vida. Eso implica darle de comer, llevarlo al veterinario, velar por su seguridad y su salud, darle un lugar donde dormir. Y esto es algo que debemos hacer 24/7. No hay descansos. El animal no entiende de barcos y si te vas de viaje, debes dejarlo con alguien de confianza y que se pueda encargar de él mientras estés fuera. No podemos dejarlos solos sin más, esperando que cuando volvamos esté todo como lo dejamos. Los gatos, al tener mayor independencia, soportan mejor la soledad, aunque siempre hay que hacerles alguna visita. Pero los perros son otro cantar. Al hacer sus necesidades en la calle, necesitan salir. También, con toda esa energía que tienen, hay que sacarlos a pasear para que se ejerciten y tenga una mejor calidad de vida. Y, por supuesto, no podemos dejarlos solos demasiado tiempo (ni siquiera un día). Necesitan mucho más la compañía del humano y, dada su condición, no se le puede dejar solo.

Hay gente que no entiende lo importante que es hacerse cargo de una mascota y no es raro que adopten un cachorro y no sepan cómo educarlo o se harten de él. Cuando adoptamos un animal, lo hacemos para toda su vida, sea esta más o menos larga. Nos estamos comprometiendo a darle la mejor vida posible a esa mascota. Y no valen las excusas. No vale que, porque ha crecido mucho, lo voy a abandonar. No vale que, porque me voy de vacaciones, lo voy a abandonar. No vale que, porque me ha roto algunas cosas, lo voy a abandonar. No hay ninguna excusa para justificar el abandono de un animal. Y si alguien opina lo contrario es que no tiene corazón. Cuando abandonamos a un animal doméstico, lo estamos condenando a una muerte prematura. No está acostumbrado a buscarse la vida en la naturaleza y lo único que vamos a conseguir es que muera atropellado por un coche o que lo mate otro animal para comérselo. Eso es faltar completamente a nuestra responsabilidad y compromiso para con ellos.

Por eso, antes de adoptar una mascota, piensa muy bien si vas a poder hacerte cargo de ella. En caso contrario, mejor no lo hagas.

Y vosotros, guerreros, ¿qué opináis sobre las mascotas? ¿Tenéis algún animal que os haga compañía? Dejádmelo en los comentarios.

Soy escritora. Siempre me ha gustado la literatura, desde que era muy pequeña. También, desde hace algunos años, me gusta el deporte. Soy aficionada a la música y al cine. Aquí os cuento un pequeño fragmento de mi vida que quiero compartir con el mundo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.