Miscelánea,  Organización y productividad,  Valkyria Style

Audiolibros, otra forma de leer

Muy buenas, mis valientes guerreros. Hoy quería traeros un tema que puede ser muy interesante, sobre todo para aquellos que paséis mucho tiempo en desplazamientos. Hoy os traigo información sobre los audiolibros y mi opinión y experiencia personales. ¡Vamos allá!

¿Qué es un audiolibros?

Un audiolibros es la grabación de voz de un libro. Es el libro íntegro en versión audible, es decir, es un archivo de audio que contiene el texto radiado. No tiene mucho más misterio. 😛

Desde hace unos años, se han vuelto cada vez más populares y hay diversas plataformas que los ofrecen, ya sea bajo demanda o con una suscripción mensual. No voy a hacer publicidad a ninguna, pero podéis encontrar muchas en la red. También hay audiolibros en plataformas con YouTube. La creciente demanda de este tipo de producto ha hecho que sean bastantes las plataformas que ponen a disposición de los usuarios el contenido.

Mi experiencia personal

Gracias a una amiga, descubrí una de estas plataformas de audiolibros que, además, me regalaba tres meses para acceder a todo su contenido y decidí probarla. Mis trayectos al trabajo duraban una hora y algo, de modo que el podcast que habitualmente seguía se me quedaba bastante corto (dura alrededor de unos 25 minutos), así que decidí probar con los audiolibros. ¡Y me encantó!

Para mí, son una forma de aprovechar ese tiempo muerto en el que realmente no puedes hacer gran cosa, como son los trayectos en transporte público. Pero también me sirven para hacer las tareas domésticas o cuando doy mis paseos. Se han convertido en una nueva forma de conocer autores e historias que no hubiera tenido tiempo de leer. Además, esto ha hecho que me plantee comprar algunos de esos libros en formato físico para profundizar en su lectura.

Con todo, hay una gran variedad de géneros para leer y depende de lo que estéis buscando. Yo buscaba aprovechar el tiempo y no tanto entretenerme y he podido leer libros como Hábitos atómicos de James Clear, El código de la obesidad del doctor Jason Fung o ¡Tómate un respiro! Mindfulness del doctor Mario Alonso Puig, pero también novelas como las de Julia Domna de Santiago Posteguillo o El gran Gatsby de F. Scott Fitzgerald. Y es cierto que algunos libros requieren de una lectura más profunda, pero otros, como las novelas, no necesitan de esa profundidad y nos pueden servir para entretenernos. Sin duda alguna, son una buena aproximación a ciertas obras que podemos ver si nos gustan con tan solo dedicarle unos minutos de nuestra atención mientras realizamos otra actividad.

Y vosotros, guerreros, ¿qué opináis de los audiolibros? ¿Soléis escucharlos?

Soy escritora. Siempre me ha gustado la literatura, desde que era muy pequeña. También, desde hace algunos años, me gusta el deporte. Soy aficionada a la música y al cine. Aquí os cuento un pequeño fragmento de mi vida que quiero compartir con el mundo.

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.