Prep NaNoWriMo 2018: Consejos prácticos

Aquí os traigo la segunda entrega de este Prep NaNoWriMo 2018. Hoy os voy a dar algunos consejillos prácticos que a mí me funcionaron muy bien para conseguir terminar el NaNo el pasado año. ¡Vamos allá!

El espacio para escribir

Es muy importante que el lugar que escojas para escribir te haga sentir cómodo. Busca una habitación tranquila, con buena iluminación (tanto diurna como nocturna, sobre todo si eres un búho, como yo, que solo puede escribir de noche) y, si es posible, donde no te molesten. Intenta hacer de esa estancia un lugar acogedor donde querrías estar todo el tiempo. Crea un buen ambiente de trabajo: ponte música que te inspire o te ayude a concentrarte; quizás algo de incienso o una vela, si eso te agrada; intenta que el asiento sea cómodo y que todo lo que necesites se encuentre al alcance de tu mano (bolígrafos, cuadernos, hojas en blanco, notas adhesivas…), y, si eso te hace sentir mejor, acompaña la escritura con alguna bebida caliente, como el café o el té. Busca que tu espacio sea único y personal. Eso hará que te concentres mejor y que la escritura fluya.

Unas buenas herramientas

Este consejo se subdivide en dos partes: la física y la digital.

Herramientas físicas

Cuando hablamos de escribir, cada escritor realiza esa acción de una forma diferente. Hay quien decide escribir el NaNoWriMo a mano, en un cuaderno o libreta exclusivo para ello. Hay quien prefiere utilizar el ordenador, ya sea portátil o de sobremesa. Como se suele decir, para gustos, los colores. Para mí, escribir un NaNoWriMo a mano tiene un mérito increíble y es posible que algún día lo intente, cuando realmente tenga tiempo después de pasar a limpio esa historia. De momento, me conformo con mi ordenador, pues me resulta mucho más cómodo. Mi consejo es que elijas el medio que mejor se adapte a ti y a tus circunstancias. Solo si realmente te sientes motivado con lo que estás haciendo le pondrás todo el empeño posible. Es una decisión importante y que debes sopesar.

Herramientas digitales

Por supuesto, la página del NaNoWriMo es la primera herramienta digital que tenemos que tener en cuenta. Ahí es donde llevaremos la cuenta diaria de nuestras palabras, un aspecto muy interesante para analizar en el futuro. Pero te doy dos herramientas más que debes tener en cuenta. Por un lado, el procesador de texto que vas a utilizas y, por otro, una aplicación que te recomiendo para gestionar tu proyecto.

En cuanto a procesadores de texto, hay muchísimos y todo depende de lo que estés buscando. Aquí te dejo un interesante artículo de Magnet que a mí me ayudó a encontrar el procesador de texto que mejor se adapta a mis necesidades, como ya expliqué en el artículo en el que resumía mi experiencia el pasado NaNoWriMo. Lo crucial aquí es que te ayude a escribir, ya sea por su diseño, sus funcionalidades o lo que quieras, pero que suponga una herramienta muy importante a la hora de sentarte a escribir.

La otra aportación que os quería hacer es la aplicación para Android llamada Writeometer. Es un gestor de proyectos para el móvil que te permite realizar sesiones cronometradas, llevar un diario de escritura, ver el progreso, te proporciona una fecha estimada de finalización según tu ritmo de escritura y, además, te presenta frases célebres de diferentes escritores. Para mí, es una de las aplicaciones más útiles que he usado para escribir. Es muy motivadora y te ayuda a superarte día a día. Como extra, le puedes poner también alarmas para que te avise de cuándo es el momento de escribir.

Bendita rutina

Hay quien prefiere improvisar. Otros prefieren llevar un orden. Yo apuesto por la rutina. Cuando te embarcas en un proyecto como el NaNoWriMo, tienes que ser disciplinado. Y la única forma de ser disciplinado es llevar una rutina. Crear una rutina de escritura es un paso relevante para nuestra mente. Si todos los días realizas las mismas actividades cuando te pones a escribir, al final tu mente asociará ese protocolo a la escritura y te saldrá de una manera natural. Intenta que sea como un ritual: sigue los mismos pasos durante un tiempo hasta que te salga automático. Te costará mucho menos escribir y, sobre todo, se te quitará la pereza de ponerte a hacerlo.

La ilusión de un nuevo proyecto

Si todo lo que os he escrito hasta aquí es relevante, este último punto es extraordinariamente importante para que tengamos éxito en nuestra aventura del mes de noviembre. El proyecto que elijamos llevar a cabo durante el NaNoWriMo tiene que ilusionarnos, motivarnos, hacernos sentir que ESE es EL PROYECTO y no otro. Debemos empezar con ilusión, sentir hasta un cosquilleo en el estómago. Esa historia nos tiene que pedir salir, darse a conocer al mundo. Todos estos ingredientes son los que harán que fluyan las palabras cada vez que nos tomemos el tiempo para escribir. Quizás te sorprendas más de un día sintiendo unas ganas arrebatadoras de sentarte a escribir durante horas. ¡Esa es la señal de que vas por el camino correcto! Cuando llegas a ese punto, ya no hay marcha atrás. Es tu momento.

Bueno, chicos, espero que estos consejos os sean útiles y les deis un buen uso en vuestra preparación del NaNoWriMo. Si tenéis alguno más, algo que os inspire y os haga escribir como locos, dejádmelo en los comentarios. Siempre es bueno conocer los consejos de otros escritores. 🙂

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.