Prep NaNoWriMo 2018: Por qué participar

Muy buenos días, mis queridos lectores. Hoy os traigo la primera entrega de un total de tres de esta preparación previa al NaNoWriMo 2018. Para los que no sepáis lo que es el NaNoWriMo, os animo encarecidamente a visitar su página web en español. Muy resumido, el NaNoWriMo es la escritura de una novela de 50 mil palabras en 30 días, el mes de noviembre de cada año.

El artículo de hoy va sobre las razones por las que es bueno participar en el NaNoWriMo. Esto os lo digo desde mi experiencia, por supuesto, porque cada uno tendrá sus motivos para participar. Bueno, allá vamos.

Constancia y disciplina

Sabéis que soy una firme defensora de estas dos cualidades. Creo que no hay nada como una persona constante y disciplina, pues ese esfuerzo solo puede llevar al éxito. El NaNoWriMo explota estas facetas de sus participantes. Escribir una novela en un mes requiere de mucha disciplina. Pensadlo un momento. Tenemos 50 mil palabras que escribir en 30 días. Obviamente, no las podemos escribir de dos o tres veces. Esto requiere de un trabajo continuado (constante), dividido en pequeños objetivos y que hay que realizar diariamente (disciplinado), aunque no sea lo que más ganas tienes de hacer en ese momento (suele haber un bajón entorno a la primera o segunda semana del reto, cuando nos solemos atascar o perdemos interés por lo que estamos haciendo porque quizás no estamos avanzando como pensábamos, por no hablar del síndrome del impostor, del que os dejo un enlace al magnífico blog de mi amiga Isabel). Si no tienes una rutina de escritura, como me pasa a mí, el NaNoWriMo te puede ayudar mucho a implantarla. Sentarte todos los días durante un rato a escribir las palabras que te toca ese día y ver que vas aumentando tu total es algo maravilloso.

Objetivos realistas

Cuando nos proponemos ciertos retos, tendemos a tirar al alza o a la baja para que nos supongan un verdadero reto o sean asequibles en nuestro día a día. Sin duda alguna, el NaNoWriMo es un reto realista. Es posible escribir 50 mil palabras en un mes. Muchas ediciones lo avalan y me atrevería a decir que miles de escritores con objetivos cumplidos también. Tener esa meta probada y comprobada da un cierta seguridad de que se puede alcanzar el objetivo si realmente se trabaja en ello. La meta diaria, por ejemplo, es de 1667 palabras. No parece mucho, ¿verdad? Pensad también que no es una novela lista para publicar, sino la primera versión del borrador de esa novela final. En otras palabras: podéis escribir todo lo que queráis, pero dejad la corrección para otro momento. Veréis que es mucho más fácil escribir si dejamos de lado muchos prejuicios. Es el momento de escribir, de sacar esa historia que tenemos dentro. Ya llegará el momento de corregir la historia, todo tiene su momento.

Compromiso

Una de las cosas que más me gusta del NaNoWriMo es la comunidad que mueve cada noviembre (y con cada CampNaNo). Hay miles de escritores al otro lado de su ordenador escribiendo también sus historias y que nos pueden dar ánimos en momentos de bajón, cuando estamos atascados y no salen las palabras. Sabéis que yo uso mucho Instagram y el año pasado compartí mi experiencia sobre todo por ese medio. Ver que hay más gente participando en este gran reto te anima a seguir. Además, otra de las cosas buenas de que sea algo público es que refuerza nuestro nivel de compromiso. Tendemos a obligarnos a hacer ciertas cosas cuando hay más gente implicada. Es una forma de salvaguardar nuestra imagen pública. Nos lo tomamos más en serio y tratamos de dar todo lo que hay dentro de nosotros. Eso, sin duda alguna, ayuda muchísimo a avanzar en la escritura. Cuando llegue ese día en el que no te apetezca escribir, que prefieras tirarte en el sofá y dejar pasar el tiempo, te acordarás de que tienes un compromiso para con la comunidad de escritores y seguro que te sientas delante del ordenador o coges boli y papel y empiezas a escribir. No hay nada como hacer público un reto.

Terminar un proyecto

Para mí, la única cosa que me ha servido para concluir un proyecto grande ha sido el NaNoWriMo. Tienes un objetivo definido, tienes una fecha de entrega y tienes una historia. Está todo tan claro que lo único que puedes hacer es sentarte y escribir, escribir, y escribir. Lo demás son tonterías. Es el momento perfecto para coger ese proyecto que llevas tanto tiempo dejando a un lado, ese que tienes olvidado en el cajón, aquel que siempre pospones porque no tienes tiempo… Busca tu excusa y rómpela. Tienes un mes para alcanzar el objetivo: terminar tu novela. Con constancia y disciplina, lo conseguirás, te lo garantizo. Es solo empezar con ello. Después saldrá todo rodado. Crea tu rutina y mantenla durante esos 30 días. Te aseguro que la satisfacción de haber hecho las cosas bien (terminar tu proyecto, ganar el NaNo, haber sido constante) te harán querer que vuelva a ser Noviembre otra vez.

Bueno, yo ya os he expuesto mis razones por las que participo en el NaNoWriMo. ¿Cuáles son las vuestras? Dejádmelas en comentarios. También me podéis comentar si vais a participar este año. Yo, claro está, participaré, por supuesto. Ya estoy trabajando en la historia, pero es un secreto. 😛

Comentarios

  1. Qué alegría volver a leerte, hacía muchísimo que no me pasaba por aquí.
    También participaré en el NaNo porque llevo mucho tiempo deseándolo. No sé qué escribiré aún, pero bueno, cuando me quite el examen de las oposiciones de encima seguro que planificó algo rápido, aunque sea para matar las ganas.
    Nos leemos, un beso.

    1. Hacía mucho tiempo que no escribía por aquí, pero las cosas se han ido ordenando y parece que va todo viento en popa para poder retomar la escritura en el blog. Me alegra mucho que me sigas leyendo. 🙂
      Mucha suerte con el examen de los oposiciones. Seguro que sale bien, te estás esforzando muchísimo y eso al final siempre tiene recompensa.
      Yo estoy trabajando en la historia del NaNo con calma, pero deseando que llegue el 1 de noviembre para escribir, escribir y escribir. ¡¡Qué ganas!! Como bien dices, aunque sea algo preparado rápido y para matar las ganas, estoy deseando que llegue noviembre. Tengo muy buenas sensaciones. 🙂
      Espero leerte por aquí de nuevo. Un besazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.