Prep NaNo 2021
Lienzo en blanco,  NaNoWriMo,  Proyectos,  Reflexiones literarias

Prep NaNoWriMo 2021: consejos prácticos para alcanzar la meta

Muy buenas, mis valientes guerreros. Noviembre está a la vuelta de la esquina y, con él, el NaNoWriMo. Y eso significa que hoy toca artículo con algunos consejitos para salir victoriosos del NaNo. ¡Empezamos!

Las cosas claras y el chocolate espeso

Aunque hay gente que prefiere no planificar nada, yo os recomiendo que tengáis muy claro lo que vais a escribir. El NaNo es un poco para eso: darle un empujón a una historia que tenemos atascada, escribir esa novela que está esperando en el tintero desde hace tiempo, sacar de una vez por toda la historia que llevamos dentro. Aunque yo no planifico exhaustivamente cada milímetro y suelo escribir como va saliendo la historia. Al final, ella me usa a mí para que la canalice. Sí es cierto que procuro tener más o menos clara la trama general de la historia. Esto es fundamental, sobre todo, cuando nos encontramos estancados. Si no os cuesta escribir y fácilmente podéis sacar dos o tres mil palabras al día, es posible que os frustre ver que un día no salen nada más que quinientas. A mí me pasó en el NaNo de 2017, cuando hubo un par de días en los que no conseguía avanzar nada en absoluto porque la historia no estaba clara en mi cabeza. Después de esos días, y de mucho insistir, conseguí superar el bloqueo. Pero no siempre ha sido así. Si no me equivoco, en 2018 sí tuve un bloqueo monumental que me hizo no terminar el NaNo. La historia estaba derivando por derroteros que no eran los que yo pretendía en un principio y me bloqueé hasta el punto de que esa historia ni siquiera he llegado a concluirla (está en stand-by hasta que resuelva ciertos problemas que tengo con ella a nivel de trama).

Así que el primer consejo es:

Ten muy claro lo que vas a escribir. Todo se dirige a un final y ese final tiene que estar meridianamente claro en tu cabeza incluso antes de empezar a escribir la historia.

Un buen ambiente para entrar en estado de flujo

Hace unos meses que descubrí lo que era el estado de flujo. Podemos definirlo como una concentración absoluta en la tarea que estamos realizando, perdiendo de vista la percepción del tiempo y del espacio. Os pongo un ejemplo. Es posible que alguna vez os hayáis enfrascado tanto en una tarea que se os hayan pasado las horas volando sin daros cuenta. Bueno, eso es estar en estado de flujo.

El estado de flujo es algo que no podemos controlar per se, aunque sí podemos ayudar a entrar en él. Un buen ambiente, en el que nos sintamos cómodos, y una tarea desafiante pero abarcable y que nos apasione son las clavespara entrar en estado de flujo.

Yo consigo entrar en un buen estado de flujo cuando escribo por la noche, con jazz de fondo, una vela aromática encendida y una taza de una infusión relajante. Eso me hace quedarme embebida en mi propia historia sin darme cuenta.

Por lo tanto, el segundo consejo es:

Intenta entrar en estado de flujo identificando aquellos factores que favorecen tu concentración.

Herramientas digitales y analógicas

Otra cosa muy importante es el soporte donde vamos a escribir la historia. Tenemos que sentirnos cómodos para poder fluir, de modo que es un punto muy importante encontrar la herramienta adecuada para nosotros. Yo suelo utilizar dos: Calmly Writer y Pages, la aplicación de Apple similar a Word. Ambas tienen una cosa que me encanta: simplicidad y pocos elementos en pantalla.

Para el NaNo de 2017 y los siguientes, usé Calmly Writer en su versión online. Su interfaz es muy simple, dejando la página completamente en blanco a pantalla completa, con un símbolo de flor de loto en la esquina superior izquierda para abrir el menú. A mí me ayudó mucho esa interfaz porque no me distraía de nada, haciendo que me concentrara plenamente en la historia. Además, una de las cosas que más me gusta es que puedes guardar tu documento en el ordenador o en Google Drive, por lo que si quieres usarlo en otro dispositivo, no tienes problema ninguno. Lamentablemente, Calmly Writer no es compatible con mi iPad, de modo que el año pasado tuve que pasarme a Pages, que tiene una interfaz muy minimalista y que me ha ayudado también a escribir.

Estas son las herramientas que yo utilizo, pero hay un sinfín de ellas. Es cuestión de probar la que mejor te va a ti. Es posible que un documento de Office te sea la herramienta más sencilla de utilizar o quizás prefieras explorar otras. Lo importante, al final, es que esa herramienta no te distraiga de lo importante: escribir tu historia.

Si decides hacerlo en papel, te recomiendo que busques alguna aplicación para móvil que te realice el conteo de las palabras. Así se te hará menos tedioso el contar el número de palabras escritas y te ayudará a seguir motivado.

Por tanto, el tercer consejo es:

Utiliza herramientas, tanto analógicas como digitales, que te ayuden a mantenerte concentrado y motivado durante todo el NaNo.

Bendita rutina

Otra clave para el éxito, sea cual sea la tarea o meta que te propongas, es establecer una rutina. De ello hablo en este artículo de aquí. Las rutinas son fundamentales porque nos dan seguridad. Son muy buenas, sobre todo, cuando tenemos un enorme caos en otros aspectos de la vida porque nos ayudan a tener un momento para liberar el estrés y nos dan la seguridad de que sabemos lo que va a pasar en ese instante. Si estableces una hora concreta para escribir, será más fácil que cumplas con tu propósito, te ayudará a mejorar tu disciplina, te mantendrá motivado y será un momento muy esperado en tu día a día.

Cuando tenemos la agenda llena de actividades, es fácil que dejemos para más tarde lo de escribir. Nos encantaría hacerlo pero quién tiene tiempo. Cuando concretas una hora y un lugar, ya no dejas a tu cerebro que juegue con las prioridades. Le has dado un objetivo real, que está apuntado en tu agenda (sea digital o de papel) y le has dicho “ey, esto es importante y no lo podemos olvidar”. Eso te ayudará a cumplir con tu meta, dado que te será más difícil buscar una excusa para no escribir.

El cuarto consejo es:

Establece unos horarios y lugares concretos para escribir, de modo que no puedas poner excusas.

Constancia y disciplina, dos amigas íntimas

Si establecer una rutina es una de las claves del éxito, las otras son la constancia y la disciplina. Si algo he aprendido de los NaNos anteriores es que hay que ser constante y disciplinado para poder terminar una novela en un mes. No importante que haya días en blanco. Todos tenemos días mejores y peores, eso no es destacable. Lo importante es seguir avanzando. Unos días escribiremos cinco mil palabras; otros, quinientas. Pero en ambos caso hemos avanzado.

Para mí, la clave para poder terminar un NaNoWriMo de forma satisfactoria es ser constante y disciplinado durante todo el mes, tratar de mantener un horario de escritura y unos objetivos diarios claros. Si tienes la historia bien planteada en tu cabeza, aunque tengas algún bloqueo (lo siento, pero llegan), ser constante y disciplinado te ayudará a sacarla y plasmarla en el papel.

El NaNoWriMo es una carrera de fondo, no un sprint. Si queremos llegar al final del mes, no podemos quemarnos la primera semana. Es un reto exigente, pero que con un poco de paciencia se puede conseguir. Si miles de autores pueden lograrlo cada año, ¿por qué no lo vas a lograr tú?

De este modo, el quinto consejo es:

Sé paciente, constante y disciplinado y llegarás a la meta.

Bueno, guerreros, creo que no hace falta que os diga que estoy muy emocionada y deseando que llegue el lunes para ponerme a escribir como una loca. Este año va a caer una historia de vampiros que el año pasado se quedó un poco en el tintero por falta de una buena organización y un trabajo extenuante. Este año, con tiempo de sobra y unas ganas abrumadoras, espero poder dar por finalizada la primera parte de mi segunda novela. Y, quién sabe, quizás algún día la veáis publicada.

Y vosotros, guerreros, ¿tenéis pensado participar en el NaNoWriMo 2021? Dejádmelo en los comentarios.

Soy escritora. Siempre me ha gustado la literatura, desde que era muy pequeña. También, desde hace algunos años, me gusta el deporte. Soy aficionada a la música y al cine. Aquí os cuento un pequeño fragmento de mi vida que quiero compartir con el mundo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.