Tarta de chocolate blanco y kinder

¡Muy buenos días, mis queridos guerreros! Vuelvo a la carga con una receta que estoy haciendo últimamente y que os dejé en Instagram el viernes pasado: tarta de chocolate blanco y kinder. Es una receta muy sencillita, ya lo vais a ver, y que está absolutamente deliciosa. A mi novio le encanta y a una servidora no os lo puedo ni contar. ¡Allá vamos!

Ingredientes:

Para la base:

  • 100gr de galletas (podéis usar las que queráis, yo utilicé las galletas Lotus esta vez, pero las galletas María o unas digestivas os sirven)
  • 90gr de mantequilla

Para la crema:

  • 500ml de nata para montar
  • 500ml de leche
  • Un sobre de cuajada
  • 50g de azúcar
  • Una tableta (180gr) de chocolate blanco para postres

Para la cobertura (esto puede que lo modifique en el futuro, abajo os cuento, y es opcional):

  • 50ml de nata para montar
  • 100g de barritas de chocolate con leche (Kinder Chocolate, puedes usar de marca blanca)
  • 10g de mantequilla

Para decorar (opcional):

  • Almendra crocanti
  • Kinder Bueno variado (blanco, con leche y negro, al gusto)

Elaboración

Sé que parece una lista larguísima de ingredientes, pero no es tan complicado, de verdad. Lo que pasa es que a mí me gusta complicarme la vida. 😛

La base

  1. Trituramos las galletas con la picadora de la batidora hasta que queden echas polvo. Si no tienes picadora, como es mi caso, mete las galletas en una bolsa de congelar y, con un rodillo de cocina, ve aplastándolas. El resultado será similar si tienes algo de paciencia.
  2. Derrite la mantequilla en el microondas.
  3. Una vez tengas todo esto hecho, mezcla la mantequilla líquida con las galletas trituradas hasta que te quede una especie de pasta.
  4. En un molde desmontable, cubre el fondo con la pasta de galleta y mantequilla sin dejar huecos. Si quieres, puedes ponerle papel vegetal en el fondo para que luego sea más fácil trasladar la tarta a un plato.
  5. Mete el molde en la nevera y deja enfriar mientras haces la crema de la tarta.

La crema

  1. En un cazo, echamos el azúcar, la nata y la mitad de la leche para que se vaya calentando.
  2. En la otra mitad de la leche, disolvemos el sobre de cuajada sin que queden grumos. Cuando la mezcla anterior esté algo caliente, añadimos la leche con la cuajada.
  3. Troceamos el chocolate. Cuando la mezcla de nata y leche dé el primer hervor, bajamos el fuego y añadimos el chocolate poco a poco y sin dejar de remover.
  4. A fuego lento, removemos hasta que se derrita todo el chocolate. Cuando empiece a hervir, retiramos del fuego y seguimos removiendo un rato más.
  5. Cuando la mezcla se haya enfriado un poco, sacamos la base de galletas del frigorífico y, con una cuchara o un cazo, vamos echando la mezcla muy lentamente en el molde. Hay que tener mucho cuidado para que no se rompa la base de galletas.
  6. Dejamos enfriar y la guardamos en el frigorífico.

Cobertura y decoración

  1. En un cazo, echamos la nata, la mantequilla y las barritas de chocolate. Id rompiéndolas en trozos más pequeños para que os cueste menos remover.
  2. Cuando el chocolate esté completamente derretido y unificado con el resto de ingredientes, apartamos del fuego.
  3. Echamos la cobertura de chocolate por encima de la tarta.
  4. Cortamos las barritas de Kinder Bueno y las colocamos alrededor del borde de la tarta. Si quieres, puedes esparcir un poco de almendra crocanti por el centro de la cobertura o, incluso, algo de Kinder Bueno machacado.
  5. ¡Listo! Ya está preparada la tarta. ¡Buen provecho!

Respecto a la cobertura, bueno, la primera vez no me salió como yo pensaba. Me quedó dura porque no le había echado la nata y la mantequilla, pero mañana la haré como os la acabo de poner aquí. Si no queda bien, os lo diré, la cambiaré y listo. Lo demás es tal cual como lo he hecho ya en otras ocasiones. Si no sois demasiado amigos del chocolate blanco, podéis utilizar chocolate con leche o chocolate negro, depende ya del gusto de cada uno. La combinación chocolate blanco y kinder chocolate es muy buena, por eso os la recomiendo.

Espero que os animéis a hacer esta tarta. No se tarda mucho, os lo aseguro, y está genial para darse un caprichito el fin de semana. Si la hacéis, espero que subáis fotito a Instagram y me etiquetéis, que me hace ilusión ver que os gustan mis recetas. ¡Y eso es todo! Nos leemos el próximo miércoles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.